Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Cardiopatías congénitas y sexualidad

A fondo

Nota

Gracias a los avances de la medicina, cada vez son más los afectados por alguna cardiopatía congénita que llegan a la edad adulta. Es entonces cuando aparece la preocupación sobre cómo puede afectar esta patología a la sexualidad y al embarazo.



Los problemas a los que deben enfrentarse los adultos afectados por una cardiopatía congénita no derivan directamente de las limitaciones físicas que implican estas patologías. Los efectos secundarios de la medicación y las barreras psicológicas construidas durante una infancia complicada ocupan una gran parcela dentro de estos problemas.

En este artículo describiremos cuáles son las principales limitaciones y preocupaciones de adolescentes, jóvenes y adultos relacionadas con el mundo de la sexualidad, e intentaremos dar algunas claves para enfrentarse a ellas con éxito.


El despertar de la sexualidad

Cardiopatías congénitas y sexualidad
Por lo general, la edad en que las mujeres con cardiopatías congénitas tienen su primera menstruación es ligeramente superior a la de la población general. Esto ocurre especialmente en el grupo de mujeres que han nacido con una cardiopatía cianótica que ha provocado un retraso en su desarrollo.

Algo similar ocurre con la edad de la primera relación sexual completa, aunque por motivos muy diferentes. Según los últimos informes publicados en 2008 por el Instituto de la Juventud del Ministerio de Igualdad, la edad media en la que los jóvenes españoles mantienen su primera experiencia de este tipo ronda los 17 años, independientemente del género. Esta edad se corresponde con la media global de los países de nuestro entorno, pero hay estudios que aseguran que en el colectivo de adolescentes y jóvenes con cardiopatías congénitas severas esta edad tiende a retrasarse.


Limitaciones físicas

En principio, estas limitaciones están directamente relacionadas con la patología que se padezca. Los adultos jóvenes con cardiopatías congénitas severas pueden presentar síntomas físicos como arritmias, insuficiencia respiratoria (disnea) y dolor de pecho.

A veces, es complicado determinar si estos síntomas se deben a problemas fisiológicos o si son consecuencia de una crisis de ansiedad, ya que los afectados son propensos a experimentar preocupación antes, durante y después de la relación sexual.

Algo similar ocurre en los casos de impotencia, ligeramente más frecuentes en varones cardiópatas que en el resto de la población. Muchas veces, la raíz del problema no se encuentra en una disfunción orgánica, sino en los miedos a los que se enfrenta el joven, o incluso en la medicación que se le está administrando.


Efectos secundarios de los medicamentos

No es corriente que los médicos pregunten a sus pacientes sobre su vida sexual, ni que éstos les trasladen sus problemas en este campo por iniciativa propia. Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos medicamentos para enfermedades crónicas, como los beta-bloqueantes, usados para reducir la frecuencia cardiaca o algunos diuréticos, pueden tener como efecto secundario la inhibición del apetito sexual o una disfunción sexual.
Cardiopatías congénitas y sexualidad

Una sexualidad sana es un complemento importante que ayuda a mantener un buen estado anímico y a reforzar la vida en pareja y familiar. Por eso, cuando el niño llega a la edad adolescente y a su juventud, el tema no debe obviarse para evitar la aparición de nuevas barreras psicológicas. Conviene entonces perder el pudor y hablar del tema con el médico para, dentro de las posibilidades, cambiar el principio activo que causa estos efectos por otro igualmente indicado, pero sin estos efectos secundarios.

Antes de finalizar este apartado, tenemos que insistir en que, además de los medicamentos, el consumo de otras sustancias como el tabaco, el alcohol o las drogas, puede tener un efecto muy negativo sobre la sexualidad.


Barreras psicológicas

Cardiopatías congénitas y sexualidad
Aunque las abordemos en último lugar, este tercer grupo de problemas que afecta a los jóvenes con cardiopatías congénitas es el más extendido.

Como ya hemos dicho anteriormente, las personas que padecen cardiopatías congénitas pueden experimentar ansiedad o preocupación antes o durante la relación sexual. Así, es bastante común la creencia irracional de que la excitación o el esfuerzo físico que requiere la actividad sexual acaben en muerte súbita. Sin embargo, el esfuerzo necesario para mantener un acto sexual equivale a subir un par de tramos de escaleras a buen ritmo, algo que muchos de estos chicos son capaces de hacer en su vida diaria sin plantearse problemas.

Las cicatrices, fruto de intervenciones quirúrgicas invasivas en edad infantil, son otra fuente frecuente de problemas. Muchos afectados, especialmente las mujeres, sienten inseguridad, pudor para desnudarse y miedo al rechazo por esta causa. Es importante hacer un esfuerzo de concienciación de los niños para que acepten sus cicatrices y no se consideren desfigurados por ellas. En este sentido, la Fundación Menudos Corazones viene publicando una colección de cómics con personajes que muestran sus cicatrices sin pudor alguno.

A estos miedos comunes hay que añadir que, ante la falta de información, este grupo de mujeres se preocupa especialmente por el riesgo de embarazo, lo que deriva en ocasiones en miedos exagerados que les impiden disfrutar de sus relaciones con normalidad. Es importante consultar con un especialista el método anticonceptivo más adecuado, ya que la píldora anticonceptiva puede suponer un riesgo por formación de coágulos.

En esta misma sección de 'A fondo' ya hemos tratado anteriormente el tema de Cardiopatías congénitas y embarazo en profundidad.


Cardiopatías congénitas y sexualidad


BIBLIOGRAFÍA

Instituto de la Juventud del Ministerio de Igualdad
- Informe Juventud en España 2008

Corience
- Cómo puede afectar una cardiopatía a la sexualidad

C. Pause, D. Chatton et M. Archinard
- Efectos Secundarios de los Medicamentos y Disfunciones Sexuales

Leído 4528 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)