Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Cateterismo

Técnicas de diagnóstico

Nota



Cateterismo
El Cateterismo consiste en la introducción de un tubo largo y delgado (catéter) por una arteria o vena de la pierna o del brazo hasta llegar al corazón. Según el tipo de estudio que el médico haya indicado, pueden realizarse diferentes procedimientos durante una cateterización cardíaca, como inyectar un colorante por el catéter para ver el corazón y sus arterias (angiografía), o enviar impulsos eléctricos por el catéter para estudiar las irregularidades de los latidos del corazón (estudios electrofisiológicos).

Proceso:


Generalmente se indica al niño que no coma ni beba nada después de la medianoche anterior al estudio y se suele suspender la medicación temporalmente, especialmente si se están administrando anticoagulantes o antiplaquetarios.

Al niño, que permanecerá tumbado en una camilla durante la prueba, se le colocarán sobre el pecho pequeños discos de metal (electrodos). Estos electrodos tienen cables que se conectan a un electrocardiógrafo, una máquina que monitoreará su ritmo cardíaco durante la realización del estudio.

Para prevenir las infecciones, se le limpiará la zona de la pierna donde se introducirá el catéter y la zona del brazo donde se le inyectará un sedante para que no sienta molestias durante la intervención.

Una vez sedado, se practicará una incisión en la pierna para introducir cuidadosamente el catéter en la arteria que llega al corazón. Una vez allí, el médico podrá poner en práctica varias pruebas de diagnóstico, como una angiografía o un estudio electrofisiológico, ambas descritas anteriormente.

Finalizadas las pruebas, se retiran el catéter y la vía con el sedante y se taponan ambas heridas con una venda para que no sangren. Se lleva entonces al niño a una sala donde reposará hasta que desaparezcan los efectos del sedante.

Después de descansar, podrá volver a su hogar.

Leído 9719 veces











L M M J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)