Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

El Defensor del Menor de Madrid y Menudos Corazones reeditan la guía "Tengo un niño con una cardiopatía en el aula”

Corazón al día

Nota

A menudo, tener en clase un niño con una enfermedad genera mucha preocupación entre el profesorado que, obviamente, no es experto en las distintas patologías que pueden padecer los menores; de forma simultánea, también en los padres se genera cierta angustia porque, por primera vez, dejan a su hijo al cuidado de otras personas y necesitan tener la certeza de que éstas tienen unas nociones mínimas sobre qué hacer y cómo tratar a estos niños.



El Defensor del Menor de Madrid y Menudos Corazones reeditan la guía "Tengo un niño con una cardiopatía en el aula”
El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid y la Fundación Menudos Corazones han reeditado la guía “Tengo un niño con una cardiopatía en el aula”, con la que pretenden acercar a los profesores que tengan a su cargo alumnos con estas patologías las nociones básicas sobre las cardiopatías congénitas y las necesidades que pueden presentar estos niños. A menudo, tener en clase un niño con una enfermedad genera mucha preocupación entre el profesorado que, obviamente, no es experto en las distintas patologías que pueden padecer los menores; de forma simultánea, también en los padres se genera cierta angustia porque, por primera vez, dejan a su hijo al cuidado de otras personas y necesitan tener la certeza de que éstas tienen unas nociones mínimas sobre qué hacer y cómo tratar a estos niños.

En España, nacen al año unos 4.000 niños con una lesión de corazón. Afortunadamente, los avances médicos han logrado que, en la actualidad, un 85% de estos niños llegue a la edad adulta, gracias al diagnóstico prenatal y a los tratamientos posteriores, cada vez más precisos y menos agresivos. Hace
años la cifra de supervivencia era de sólo un 20%. Sin embargo, la vida de un niño aquejado de una cardiopatía congénita no se desarrolla dentro de los mismos parámetros que la de los niños sanos. En muchas ocasiones, se ven obligados a continuas hospitalizaciones, intervenciones quirúrgicas o tratamientos largos que provocan, además de las lógicas alteraciones familiares, complicaciones en el correcto desarrollo de su formación escolar.

La guía “Tengo un niño con una cardiopatía en el aula”, actualizada y reeditada, pretende trasladar a los profesores información sobre qué son las cardiopatías congénitas, cómo deben tratar a un niño que padece una, qué pueden y no pueden hacer estos menores en el desarrollo de su vida escolar, cómo se han de afrontar determinados problemas derivados de la enfermedad y, en definitiva, cómo ayudarles a que alcancen una vida normalizada.

La Fundación Menudos Corazones tiene como objetivo facilitar el desarrollo integral y la mejora de la calidad de vida de los niños y jóvenes aquejados de cardiopatías congénitas, apoyando, a través de diferentes programas, al propio menor y a su familia. La atención que reciban en el ámbito escolar es, a juicio de la directora de la Fundación, Amaya Sáez, un factor fundamental ya que los niños pasan mucho tiempo en la escuela. “La Fundación ha recibido a lo largo de estos años muchas consultas de centros escolares y profesores preocupados por el tratamiento que deben dispensar a estos alumnos, por lo que creemos que la Guía que ahora reeditamos cumple una función muy importante por la información que aporta al personal docente. Desde la Fundación, siempre intentamos que los niños con cardiopatías congénitas reciban una atención adecuada y que, desde la escuela, se establezcan pautas educativas y mecanismos para afrontar posibles problemas escolares que les puedan surgir”.

El Defensor del Menor, Arturo Canalda, ha resaltado la importancia que para la Institución tienen todos los aspectos relacionados con la salud de los menores y la escuela. “Los profesores a veces viven con mucha desorientación y preocupación el hecho de tener algún niño en clase con una enfermedad crónica porque pueden no sentirse preparados para afrontar determinadas circunstancias derivadas de este hecho. Ya el año pasado elaboramos desde el Defensor del Menor unos 'Protocolos de respuesta frente a situaciones problemáticas en los centros educativos' que incluían información sobre cómo actuar frente a distintas patologías. Esta Guía es un complemento más, referido en concreto a las cardiopatías congénitas, patologías que, afortunadamente, cada vez se tratan y se controlan mejor. La mayoría de estos menores consigue llegar a la edad adulta con unas condiciones de vida muy aceptables y el entorno escolar resulta fundamental para el desarrollo de los niños en esa etapa”, ha señalado Canalda.

Al acto de presentación de la Guía, celebrado en el Hospital La Paz, han asistido representantes médicos de los cuatro hospitales de Madrid en los que hay unidad de cardiología pediátrica: La Paz, Ramón y Cajal, Doce de Octubre y Gregorio Marañón. La Fundación Menudos Corazones, ganadora del último Premio Defensor del Menor, les ha hecho entrega del material que, con el importe de dicho Premio, han adquirido para los niños hospitalizados.


Fuente: Fundación Menudos Corazones

Leído 548 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Miembro de FEDER

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)