Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

El Hospital Virgen del Rocío impulsa la cirugía cardíaca sin sangre

Corazón al día

Nota

Desde el hospital universitario nos remiten información sobre una novedosa operación que logrará paliar las deficiencias de sangre en las operaciones cardíacas.



El Hospital Virgen del Rocío impulsa la cirugía cardíaca sin sangre
Hasta un 30% de pacientes con una patología cardiaca pendiente de resolución quirúrgica podrá beneficiarse del programa de reducción de transfusiones de sangre que ha implantado el servicio de Cirugía Cardiaca de Hospitales Universitarios Virgen del Rocío, coordinado por el doctor José Miguel Borrego, con la colaboración del servicio de Anestesia, cuyo responsable es el doctor Juan Luis López Romero. Realizando una exhaustiva selección de cada caso y empleando las técnicas anestésicas y quirúrgicas específicas, se consigue reducir la necesidad de sangre hasta en un 75%, logrando en algunos casos realizar lo que se denomina “cirugía sin sangre”.

El tipo de intervención no condiciona, en principio, la aplicación de este programa: desde pacientes que precisan un bypass coronario hasta los que requieren una sustitución de válvulas cardiacas, entre otros; se emplee o no circulación sanguínea extracorpórea. Sólo las limitaciones de tiempo en intervenciones urgentes y las condiciones clínicas del paciente (edad, parámetros hematológicos, etc.) pueden condicionar la aplicación de estas complejas técnicas por las que hospital ha apostado, convirtiéndolo en un verdadero referente a nivel nacional. “El programa incluye un estudio prequirúrgico de anemia que se realiza semanas antes de la intervención para corregir, de ser necesario, los factores deficitarios de la sangre (hierro, eritropoyetina, etc.)”, explica el doctor Juan Carlos Luis, coordinador de Anestesia Cardiaca. La finalidad es elevar los niveles de glóbulos rojos a los rangos máximos de normalidad (14-16 gramos de hemoglobina) para que el paciente llegue a quirófano en condiciones óptimas de reservas de sangre. Momentos antes de la intervención, en el propio quirófano, se puede realizar lo denominado hemodilución normovolémica intraquirúrgica, similar a la autodonación, sustituyendo una cantidad de sangre del paciente por líquidos reponedores. Igualmente, durante la intervención se emplean fármacos que reducen el sangrado, así como equipos recuperadores (que rescatan la sangre perdida durante la intervención quirúrgica o en el postoperatorio para después reinfundirla al propio paciente).

La donación de sangre es un acto de solidaridad que conduce a salvar millones de vidas. Sin embargo, las donaciones no siempre logran cubrir todas las necesidades transfusionales de la población. Esta es la razón que hace necesaria la búsqueda de alternativas a las transfusiones sanguíneas. La cirugía cardiovascular, la ortopédica, la digestiva y los trasplantes son las áreas quirúrgicas de mayor consumo. El objetivo de Virgen del Rocío es convertirse en un centro que usa la transfusión en su justa medida y con un preciado equilibrio entre ésta y sus alternativas. La Comisión de Transfusiones Sanguíneas, integrada por anestesistas, hematólogos, cirujanos, intensivistas y profesionales de enfermería, es la responsable de dirigir este objetivo.

Leído 4909 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)