Viernes, 18 de Abril 2014
0:40
Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

'En un mismo procedimiento es posible diagnosticar y tratar las arritmias cardiacas'

Hablamos con...

Nota

Dr. Alonso Pedrote Martínez, jefe de la Unidad de Arritmias del Hospital Universitario Virgen del Rocío



'En un mismo procedimiento es posible diagnosticar y tratar las arritmias cardiacas'
El Dr. Alonso Pedrote Martínez, jefe de la Unidad de Arritmias del Hospital Universitario Virgen del Rocío, es toda una eminencia en el campo de la Electrofisiología Cardiaca, una especialidad muy poco conocida aún por los que no pertenecemos al mundo de la Medicina. Así lo ha demostrado en múltiples intervenciones, como la practicada recientemente al pequeño Israel, de 5 años, que fue todo un reto con final feliz y que motivo la publicación de una carta de agradecimiento de sus padres en nuestro portal.

Para sacarnos de nuestra ignorancia, le hemos pedido que nos cuente, en primera persona, en qué consiste esta disciplina y cuáles son sus técnicas de diagnóstico y tratamiento más habituales. Como no podía ser de otra forma, el Dr. Pedrote ha accedido generosamente a concedernos esta entrevista, sumándose a la larga lista de profesionales del Virgen del Rocío que han colaborado con nosotros.



¿Cuál ha sido su formación y su experiencia profesional en el campo de la Medicina?

Obtuve el Doctorado en Medicina y Cirugía en 1981 y la Especialidad en Cardiología vía MIR en 1986. Posteriormente, amplié mis estudios en Canadá. Estoy acreditado por la Sociedad Española de Cardiología como especialista en Electrofisiología Cardiaca Intervencionista. He publicado numerosos trabajos en revistas internacionales y nacionales sobre arritmias cardiacas y he participado como ponente en múltiples congresos y mesas redondas en el campo de las arritmias.

Desde 2008 soy responsable de la Unidad de Arritmias del Hospital Virgen del Rocío, donde empecé a trabajar en 1991. En esta unidad, acreditada para la formación de electrofisiólogos desde el año 2010, participamos en un programa de estudios electrofisiólogico en niños en colaboración con el Hospital Infantil de Virgen del Rocío.


Por lo general, la Electrofisiología cardiaca es una gran desconocida para los que no somos sanitarios ¿Podría hablarnos de esta especialidad?

La Electrofisiología se inicia a finales de los años 60 en USA y países de Europa como Holanda como una apuesta de investigación para la comprensión del mecanismo de las arritmias cardiacas. Pronto comienzan a realizarse estudios electrofisiologicos en humanos. En esa etapa sólo se realizaba el díagnóstico de las taquicardias y bradicardias diversas y se indicaban como tratamiento el implante de marcapasos o bien medicamentos con propiedades antiarrítmicas.

A finales de los 80 y principio de los 90 se desarrolla la técnica de ablación con catéter, con lo que en el mismo procedimiento es posible diagnosticar y tratar las arritmias cardiacas mediante la aplicación de calor o frío en el punto donde se produce la arritmia. Otro campo importante fue el desarrollo del desfibrilador implantable, que es un aparato diseñado para diagnosticar y tratar arritmias ventriculares graves que pueden matar un paciente (muerte súbita cardiaca). Comienzan a implantarse en los años 80. Entonces eran aparatos de gran volumen y que se implantaban en al abdomen mediante cirugía, lo que implicaba abrir el torax. Hoy día no llegan a los 100 gramos y se implanta en la región prepectoral de una forma muy sencilla y con anestesia local. Estos aparatos han prolongado la vida de los pacientes en riesgo de morir subitamente.


¿Qué tipo de cardiopatías congénitas puede solucionar?

Los estudios electrofisiológicos están indicados en en los niños con cardiopatías congénitas que impliquen una taquiarritmia. La complejidad del estudio viene dado por la complejidad que tenga la propia cardiopatía congénita. Cuando los accesos venosos y arteriales son fáciles, es posible tratar con catéter las taquicardias de estos pacientes, que obedecen habitualmente a la existencia de vías accersorias o taquicardias auriculares. Sin embargo, cuando los accesos al corazón son complejos, la técnica es limitada, aunque, aún así, podemos ingeniárnosla para alcanzar el corazón del niño de forma no convencional.


En lo referente al diagnóstico, ¿en qué consiste y para qué sirve un electrocardiograma? ¿y un estudio electrofisiológico intracardiaco?

El electrocardiograma es una técnica no invasiva, simple y fácil de realizar, que consiste en la colocación de electrodos en las extremidades y el pecho del niño que registran la actividad eléctrica del corazón, tanto de la aurículas como de la conducción del impulso cardiaco a los ventrículos y los ventrículos en sí. Con un buen electrocardiograma podemos realizar el diagnóstico de la taquicardia y enfocar posteriormente el tratamiento mediante un estudio electrofisiólogico.

A diferencia del anterior procedimiento, el estudio electrofisiológico intracardiaco sí es invasivo. Consiste en introducir catéteres (cables que registran la actividad cardiaca y que también pueden emitir impulsos eléctricos) en el corazón a través de las venas y/o arterias de las piernas o brazos. Con estos catéteres, ayudados de estimuladores, registramos la actividad cardiaca in situ y realizamos el diagnóstico con seguridad de la taquicardia o bradicardia en cuestión. Últimamente se han desarrollado los navegadores cardiacos, sofisticados equipos que nos permiten movernos por el corazón con gran precisión visualizando el procedimiento en un esquema tridimensional.


En cuanto a las intervenciones ¿puede describirnos en qué consiste una ablación cardiaca?

Una vez se alcanza el diagnóstico de la taquicardia podemos curarla mediante una ablación con catéter, que consiste en llevar un catéter especial al foco donde se origina la taquicardia. Una vez allí, podemos aplicar calor (radiofrecuencia) para destruir el foco o bien congelar el mismo mediante frío. Ambas técnicas son muy útiles. Las más desarrollada es la radiofrecuencia. Para realizar una ablación es recomendable contar con dos electrofisiologos y personal entrenado en enfermería de arritmias. Es una técnica compleja y con una curva de aprendizaje larga.

El porcentaje de curación depende del tipo de taquicardia y sus problemas cardiacos asociados. En corazones sanos supera el 90%. La tasa de complicaciones es muy baja, aunque hay que tenerlas en cuenta y darlas a conocer al paciente y su familia. La misma tarde tras la intervención, o al día siguiente, el paciente puede ser dado de alta y desarrolar una vida normal.



Leído 1847 veces





Comentarios
La Asociación no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios.

1.Publicado por antonio el 18/03/2012 11:11
Hola soy el papá de ISRAEL que así se llama (no Ismael) y desde aquí quiero volver a dar las gracias a este gran profesional que es el dr.Pedrote, pues junto a D. Jose Santos y sus maravillosos colaboradores han conseguido que mi hijo lleve su vida mucho mejor dentro de su gravedad y que nosotros los papás estemos mas contentos y nos evitemos de derramar tantas lagrimas y nos encontremos mucho mejor. ¡¡¡ GRACIAS !!!

Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Bankia Fundación C&A Plan Avanza. Ministerio de Industria, Turismo y Comercio Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Unión Europea Consejería de Economía, Innovación y Ciencia. Junta de Andalucía


Asociación Corazón y Vida
C/ Castillo Alcalá de Guadaira, 3- 6ºD
41013 Sevilla
954 655 484

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)