Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Ergometría

Técnicas de diagnóstico

Nota



Ergometría
La ergometría o prueba de esfuerzo se basa en la realización de un trabajo físico en una máquina de correr o bicicleta estática para diagnosticar posibles alteraciones en la actividad eléctrica del corazón y para evaluar su tratamiento, además de para valorar el nivel de esfuerzo que es capaz de soportar cada paciente. Se trata de una técnica diagnóstica fundamental para detectar enfermedades como la angina de pecho en pacientes que presentan dolor toráxico, arritmias, miocardiopatías, alteraciones en las válvulas cardíacas y cardiopatías congénitas o valorar la respuesta del corazón ante situaciones de estrés físico.

Antes del comienzo de la prueba, un médico y una enfermera miden la tensión arterial, la frecuencia cardiaca y realizan un electrocardiograma en reposo al paciente para disponer de una referencia. Posteriormente, la enfermera coloca los electrodos en el tórax del examinado, los cuales registrarán y monitorizarán la actividad eléctrica del corazón.

Si el paciente tiene una estenosis, la obstrucción pude que permita el flujo de sangre al corazón en situación de reposo, de forma que el paciente no presentaría síntomas y, por lo tanto, los resultados del electrocardiograma en reposo serían normales. Con la utilización de la ergometría, no obstante, se pretende que el paciente realice el mayor esfuerzo posible, e incluso que alcance el umbral del cansancio o máximo nivel de resistencia. Con esto se consigue que aumente el trabajo al corazón, debido al ejercicio físico realizado, lo que implica a su vez un aumento del riego sanguíneo. Así, si existe alguna obstrucción, la deficiencia de riego sanguíneo desembocará en resultados anómalos en el cardiograma.

Antes del inicio del examen, es necesario que el paciente comente al médico su medicación habitual y que no deje de tomarla a menos que se lo indiquen expresamente. También se recomienda no comer o beber, especialmente bebidas con cafeína o con gas, en las 3 o 4 horas anteriores a la prueba de esfuerzo, y acudir a la consulta con ropa holgada y zapatillas cómodas, especialmente de deporte.

Leído 7998 veces











L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Miembro de FEDER

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)