Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

'Esta idea ha conseguido simplificar una tecnología médica llevándola a los armarios de nuestros domicilios'

Dr. Rafael Rodríguez de Sanabria Gil, médico cardiólogo miembro del Comité Científico de Expertos de Nuubo.

Hablamos con...

Nota



'Esta idea ha conseguido simplificar una tecnología médica llevándola a los armarios de nuestros domicilios'
El Dr. Rafael Rodríguez, investigador del "Instituto Interuniversditario de Investigación en Bioingeniería y Tecnología Orientada al Ser Humano" de la Universidad Politécnica de Valencia, forma parte del Comité Científico de Expertos de Nuubo, una joven empresa que ha desarrollado una solución tecnológica que permite biomonitorizar de forma remota y no invasiva (utilizando prendas inteligentes), las constantes vitales de un paciente (ECG, frecuencia cardiaca, índice de actividad y posición) en tiempo real y en un entorno móvil.

En esta entrevista concedida a Corazón y Vida, nos pone al día de las ventajas de este revolucionario invento que ha conseguido simplificar una tecnología médica, llevándola a los armarios de nuestros domicilios.



¿Qué es capaz de hacer la camiseta textrónica de Nuubo y cómo lo consigue?

Su principal función es vigilar el estado de nuestro corazón, de la misma forma que lo hacen los monitores que solemos poner en las cabeceras de nuestros pacientes cuando están en una ambulancia, en la cama del hospital o en cuidados intensivos.

Esta camiseta de vestir incorpora todas estas funcionalidades, al llevar integrado en su tejido textil sin costuras electrodos que permiten registrar, vigilar y analizar la señal electrocardiográfica del corazón de nuestro paciente. Además, a través de una comunicación inalámbrica, permite enviar información biomédica crítica a una plataforma informática para visualizarla en tiempo real o analizarla más tarde.


¿Cómo surgió la idea de crear este invento? ¿qué problemas había que resolver?

La idea surge ante la necesidad creciente de conocer y monitorizar el estado de nuestro corazón. La camiseta permite tener más información de lo que esta ocurriendo a nuestro corazón, ya sea para supervisar cualquier actividad deportiva, o bien para vigilar una enfermedad cardiovascular.

Estas enfermedades, que son la primera causa de muerte y discapacidad de muchas personas, afectan enormemente a los entornos familiares, laborales y sociales, ocasionando además un gasto sanitario y social enorme y creciente.

Con el uso de esta tecnología es posible vigilar y asesorar a enfermos del corazón y deportistas profesionales, asegurando una mejor adaptación a su actividad personal, laboral y deportiva e intentando así evitar las muertes súbitas y su dramatismo asociado.

A diferencia del Holter clásico que empleamos en cardiología, esta camiseta permite que el paciente se la pueda poner y quitar tantas veces como quiera sin necesidad de disponer de enfermerías, ambulatorios u hospitales para su colocación. Esto aumenta las posibilidades de vigilar y asistir a muchas más personas, ya sean enfermos o deportistas ocasionales o profesionales, sin alterar su entorno habitual.

Gracias a la integración de tecnologías en textiles, esta idea ha conseguido simplificar una tecnología médica llevándola a los armarios de nuestros domicilios.


¿Con qué apoyos habéis contado para que la camiseta y la plataforma de Nuubo sea una realidad?

Con el esfuerzo de muchos investigadores y con el especial apoyo de la Universidad Politécnica de Valencia y de los ingenieros y diseñadores de Nuubo. Gracias al esfuerzo de todos ellos, tras 5 años de investigación y desarrollo tecnológico, hoy podemos disponer de una potente plataforma de ayuda al diagnostico, asesoramiento y seguimiento de todo cuanto afecta a nuestro corazón.


¿Quiénes han sido vuestros primeros clientes? ¿Alguno en Andalucía? ¿Qué colectivos se han interesado principalmente por este invento?

Nuestro producto va dirigido tanto a pacientes con enfermedades cardiovasculares, en fase de vigilancia o de rehabilitación cardiaca, como a deportistas profesionales y amateur de todas las edades que, poniendo su corazón "a tope", necesitan saber si funciona correctamente. En definitiva, esta tecnología textil, disponible allá donde exista un corazón que vigilar, es un intento de disminuir la muerte súbita, tanto en el deporte como en la rehabilitación cardiaca.

Por esto, ya se han interesado por el producto muchas Consejerias de Sanidad y, en concreto, en Anadalucia, varios Hospitales para su uso en la rehabilitación cardiaca. También contamos con el interés de asociaciones que desarrollan programas de rehabilitación cardiaca Fase III, donde las tecnologías hospitalarias no llegan, equipos de futbol profesional y deportistas de disciplinas muy variadas (motor, ciclismo, etc.).


¿Está trabajando Nuubo en alguna evolución de la camiseta o algún producto nuevo?

Sí, integrando en la misma, no solo la señal de la electrocardiografía, sino también información de contexto que permita conocer con mayor precisión dónde está y cómo funciona el corazón del usuario/paciente. Y todo ello sin necesidad de cables ni de estar en un centro sanitario, y con la comodidad que supone el uso de una prenda textil.

La evolución del producto está orientada a dar una respuesta integral, en cualquier lugar y en cualquier momento, de manera que se pueda avisar al usuario de las alarmas que surjan del análisis de su señal y así ayudar a corregir, asesorar y salvar vidas.


Leído 2963 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Miembro de FEDER

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)