Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Hipertensión Arterial Pulmonar (HP)

A fondo

Nota



Más conocida como Hipertensión pulmonar (HP), es una enfermedad rara (poco común) que se caracteriza por un exceso de presión en las arterias pulmonares que dificulta la circulación sanguínea en los pulmones. Como consecuencia, el corazón necesita trabajar más para impulsar la sangre a través de los vasos en contra de esta presión. Con el tiempo, este esfuerzo acaba dañando gravemente la parte derecha del corazón, y el exceso de presión sanguínea provoca el deterioro del tejido pulmonar.

Hipertensión Arterial Pulmonar (HP)


Se estima que afecta a unos 1.200 pacientes adultos en España, más a mujeres que a hombres, pero se desconoce cuántos niños la padecen, ya que esta enfermedad silenciosa presenta síntomas que se pueden confundir con los de otras enfermedades, como el asma o la neumonía, y no siempre se detecta a tiempo. Esto es lo que ha movido a la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas (SECPCC) a poner en marcha un registro nacional de niños afectados por esta patología.


¿Qué la causa?

En principio, el aumento de la presión sanguínea se debe a un estrechamiento de las pequeñas arterias de los pulmones. Muchas veces, la causa de este estrechamiento se desconoce, en cuyo caso, la afección se conoce como hipertensión pulmonar idiopática (HPI) o hipertensión pulmonar primaria. Otras veces, cuando el aumento de la presión arterial es consecuencia de otros factores o patologías, se denomina hipertensión pulmonar secundaria. Algunas de las causas que pueden dar origen a esta situación son las siguientes:

  • Cualquier afección que cause bajos niveles crónicos de oxígeno en la sangre
  • Enfermedades autoinmunes que dañan los pulmones, como la esclerodermia o la artritis reumatoidea
  • Ciertas anomalías congénitas del corazón
  • Ciertos medicamentos para dietas (fen-phen)
  • Insuficiencia cardíaca congestiva
  • Antecedentes de un coágulo sanguíneo en el pulmón (TEP/EPOC)
  • Infección por VIH
  • Neumopatía o enfermedad de las válvulas cardíacas
  • Apnea obstructiva del sueño
  • Síndrome tóxico del aceite de colza


¿Cuáles son los síntomas?

Hipertensión Arterial Pulmonar (HP)
Los síntomas empiezan en el momento en que no fluye suficiente sangre a los pulmones para recoger oxígeno. Entonces, la dificultad para respirar, el mareo leve durante la actividad física y las palpitaciones suelen ser los primeros en aparecer. Estos síntomas se acentúan con el tiempo, pudiendo presentarse incluso con actividad ligera o estando en reposo.

Otros síntomas que pueden presentarse son:

  • Hinchazón de piernas y tobillos
  • Coloración azulada de los labios o la piel (cianosis)
  • Presión o dolor torácico, generalmente en la parte frontal del pecho
  • Vértigo o episodios de desmayo
  • Fatiga
  • Debilidad


Tratamiento

Aunque en los últimos años están apareciendo nuevos medicamentos para tratar la hipertensión arterial pulmonar, el objetivo del tratamiento se limita a controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida de los afectados, ya que no existe otra cura conocida para esta grave enfermedad más que el trasplante de corazón y pulmón o de pulmón solamente, y solo en algunos casos en los que es posible hacerlo.

Adicionalmente a la medicación específica, a algunos pacientes se le administra un anticoagulante para reducir el riesgo de coágulos sanguíneos en las venas de las piernas y las arterias del pulmón. Las personas con hipertensión pulmonar avanzada pueden necesitar oxígeno.

En el caso de HP secundaria, es importante tratar trastornos médicos que causen la hipertensión pulmonar, como la apnea obstructiva del sueño, afecciones pulmonares y trastornos de las válvulas del corazón.


Consejos a los afectados

Por supuesto, el primer consejo es seguir las recomendaciones de su médico y no interrumpir la medicación sin consultarlo con el especialista.

Hipertensión Arterial Pulmonar (HP)

Otras recomendaciones son evitar el embarazo y las actividades extenuantes, como el levantamiento de cosas pesadas, para no sobrecargar aun más el corazón.

En caso de viajar, debe evitar destinos que se encuentren a gran altitud, porque la concentración de oxígeno es más baja, lo que puede agudizar los síntomas. Por similares razones, el tabaco está contraindicado.

Finalmente, es importante tener especial cuidado con las enfermedades que afectan al pulmón, por lo que se recomienda mantener al día las vacunas anuales antigripal y antineumocócica contra la neumonía.



Bibliografía

Medline Plus
- Hipertensión pulmonar

Cleveland Clinic
- Pulmonary Hypertension: Causes, Symptoms, Diagnosis, Treatment

Asociación Nacional de Hipertensión Pulmonar
- Hipertensión Pulmonar

Fundación Colombiana de Hipertensión Pulmonar
- Hipertensión Arterial Pulmonar


Leído 8670 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)