Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Implantan, por primera vez en un hospital público español, un desfibrilador cardiaco totalmente subcutáneo

Corazón al día

Nota

Tanto el generador de energía o batería como el cable que conduce la descarga se colocan de forma subcutánea, no siendo necesario acceder hasta el corazón.



Implantan, por primera vez en un hospital público español, un desfibrilador cardiaco totalmente subcutáneo
Como ya publicamos en nuestro portal, la Unidad de Arritmias del Departamento de Cardiología de la Clínica privada de la Universidad de Navarra implantaba, allá por enero de este año y por primera vez en España, un desfibrilador totalmente subcutáneo sin acceder al corazón.

Ahora nos hacemos eco del primer implante de un desfibrilador subcutáneo en un centro público, el Complejo Hospitalario de Toledo, de manera que para realizarlo no ha sido necesario acceder hasta el corazón del paciente facilitando así su recuperación en el domicilio.

Hasta ahora, explica el doctor Arias, cardiólogo de la Unidad de Arritmias y Electrofisiología Cardíaca del Complejo Hospitalario de Toledo "los desfibriladores convencionales, que llevan un generador de energía eléctrica, se colocan en el paciente bajo la piel, por debajo de la clavícula; para ello hay que realizar una incisión lateral próxima a la axila".

El generador está conectado a un cable que ha de introducirse hasta el corazón a través de una vena, de forma que, en caso de que el paciente que porta el desfibrilador sufra una arritmia, el cable permite detectar el ritmo cardíaco anormal y el dispositivo emite una descarga eléctrica que consigue restablecer el ritmo cardíaco, devolviéndole la frecuencia normal y evitando así la muerte del paciente.

El nuevo dispositivo tiene un funcionamiento similar pero, tanto el generador de energía o batería como el cable que conduce la descarga, se colocan de forma subcutánea, de modo que no es necesaria la incisión para acceder hasta el corazón.

Menos complicaciones

Al no acceder al corazón, se evitan complicaciones que pueden surgir tanto durante la intervención como a lo largo del seguimiento de estos pacientes. Entre ella, las derivadas de que se mueva el cable del lugar del corazón donde se fijó mecánicamente, o las relacionadas con problemas vasculares o infecciones que, por conectar con el corazón, pueden poner en peligro la vida de los pacientes.

Es por ello que el desfibrilador subcutáneo se plantea ya como una alternativa prometedora en muchos pacientes para sustituir a los desfibriladores convencionales, más allá de aquellos pacientes con problemas de acceso vascular al corazón. No obstante, comenta el doctor Arias, en los próximos años se irán añadiendo en el dispositivo mejoras tecnológicas ya presentes en los desfibriladores convencionales, que permitan que se pueda ampliar su uso a un mayor número de pacientes en riesgo de muerte súbita, a los que de momento sólo es adecuado el desfibrilador con cables dentro del corazón.

Fuentes: Europapress.es

Leído 5792 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Miembro de FEDER

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)