Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

LLegan a España los desfibriladores subcutaneos a pacientes infantiles

Corazón al día

Nota

Un equipo de profesionales del Hospital Gregorio Marañón de Madrid ha implantado el primer dispositivo totalmente subcutáneo en una niña en España.



En 2013 nos hicimos eco del implante de los primeros desfibriladores subcutaneos en España, ello ocurría en la Clínica Universitaria de Navarra y posteriormente, en octubre, en un hospital público, el Complejo hospitalario de Toledo, desde entonces se han ido implantando en adultos con cierta normalidad así, conforme a la investigación publicada por la Revista Española de Cardiología entre octubre de 2013 y abril de 2016 se habrían implantado 28 desfibriladores subcutaneos S-ICD en 28 pacientes adultos. Las conclusiones no podía ser más alagüeñas: « El S-ICD representa una opción eficaz y segura en determinados grupos de pacientes con indicación de desfibrilador. La experiencia está siendo favorable, siendo nula la incidencia de terapias inapropiadas y complicaciones relacionadas con el dispositivo ».

Lo sobresaliente pues, la novedad que ahora traemos a estas páginas, es el implante de un desfibrilador subcutaneo a una niña de 12 años, Sara, con una miocardiopatía hipertrófica y un alto riesgo de muerte súbita por aparición de arritmias ventriculares malignas.

Los desfibriladores convencionales constan de dos partes, un generador de energía que se implanta de forma subcutánea, habitualmente debajo de la clavícula izquierda, y un cable que a través de las venas llega al corazón. Esto supone una "limitación técnica muy importante" en los niños, ya que el pequeño tamaño de sus vasos hace que, al tener un cable en su interior, se produzcan "trombos fácilmente y el cable pueda dejar de funcionar". La necesidad además de varios recambios de los cables durante el crecimiento aumenta el riesgo de infecciones graves en la sangre y el corazón. De otro lado, como explica a ABC el dr. Constantino Medrano, «La frecuencia cardiaca infantil es más alta que la de los adultos y esta velocidad puede confundir al desfibrilador y lanzar descargas inapropiadas. Había tantos problemas que solo se ponían en los casos más graves, en los que el riesgo de muerte súbita por una arritmia maligna era mayor que el peligro de poner el dispositivo».

Ahora, el nuevo dispositivo está pensado solo para los niños. Sin cables, se implantan en su totalidad de forma subcutánea y no entran en el sistema vascular del paciente. Su tamaño se ha reducido a la mitad y apenas pesan 130 gramos que pueden disimularse bajo la axila.

Después de ella vendrán otros niños con cardiopatías. Eso sí, de momento, deberán tener más de ocho años. Por debajo de esa edad puede haber problemas, dicen desde el Gregorio Marañón.

Fuentes:
Revista Española de Cardiología
ABC
Antena3 Noticias

Leído 1646 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Próximos eventos:

Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)