Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

'La pérdida de un hijo nunca se supera del todo, te acompaña toda la vida'

Hablamos con...

Nota

Rocío Franco, autónoma colaboradora de Corazón y Vida



'La pérdida de un hijo nunca se supera del todo, te acompaña toda la vida'
Los superhéroes no son patrimonio exclusivo de la editorial Marvel. Fuera de sus películas, también los hay y se mezclan con nosotros. Igual que el periodista Clark Kent en la redacción del Daily Planet o el fotógrafo independiente Peter Parker en la del Daily Bugle, viven en el más absoluto anonimato, como nuestra protagonista, Rocío Franco, en el centro Ros de Estética y Quiromasaje, en Montequinto.

Rocío es un auténtico ejemplo de superación. Tras perder a su pequeño de nueve meses en 2012, ha sabido sobreponerse para seguir adelante y vencer sus miedos, como las leyendas de los comics. Esa dolorosa pérdida dio un giro de 180 grados a su vida, transformándola en una nueva persona. De ama de casa a trabajadora autónoma, rigiendo su propio negocio. De madre con el alma rota, a madre gozosa, con la responsabilidad de sacar adelante a dos preciosidades.

Desde entonces, colabora con nuestra Asociación para ayudar a otras madres y padres que pasen por el mismo trance que ella padeció.



¿Cómo conociste nuestra Asociación?

Fue en el Virgen del Rocío, por mediación de vuestra psicóloga, Almudena. Nos encontrábamos perdidos y ella nos dio el apoyo emocional y la orientación que por entonces necesitábamos. Nos fue de gran ayuda entrar en contacto con otras familias que habían pasado o estaban pasando por una situación similar a la nuestra.

Respecto al piso que Corazón y Vida puso a nuestra disposición, afortunadamente no necesitamos usarlo porque vivimos relativamente cerca del Hospital.

Nunca olvidaremos vuestra ayuda.


¿Cuál es la historia de Marcos?

Desde la semana 20, cuando me hicieron la eco-Doppler, sabíamos a ciencia cierta que Marcos vendría con una cardiopatía congénita. Concrétamente, se observaba un ventrículo único, aunque nos dijeron que podría evolucionar hacia una comunicación interventrícular o CIV.

Nos dieron la opción de interrumpir el embarazo, pero mi marido y yo optamos por no hacerlo porque había alguna esperanza: otros casos similares habían salido adelante, eso sí, tras someterse al menos a 3 operaciones quirúrgicas de alto riesgo a lo largo de su vida, una de ellas, un trasplante de corazón a avanzada edad.

A los nueve meses, se sometió a la primera operación que, en principio, parecía haber sido todo un éxito. Sin embargo, unos días después entró en parada cardiorespiratoria hasta en tres ocasiones, dejándonos definitivamente tras una espera que se hizo infinita.


¿Cómo se supera algo así?

Eso es algo que nunca se consigue del todo, te acompaña toda la vida. Sin embargo, lejos de dejarnos vencer por el miedo, seguimos buscando hijos. Nuestra insistencia se vio pronto recompensada, y ahora somos padres de dos preciosas niñas, Clara, de 18 meses, y Julia, que apenas tiene la cuarentena. Fue entonces, comparando el crecimiento de Marcos con el de sus hermanas, cuando realmente fuimos conscientes de lo grave que estaba.

En octubre de 2013 puse en marcha mi propio negocio con la ayuda de un socio y de mi hermana, que ha apostado por mí como inversora: Ros Estética y Quiromasajes, un pequeño centro en la plaza de Parma de Montequinto. Tener una vida profesional además de la familiar también me ayudó a tener la mente ocupada y salir adelante.

Ahora veo las cosas de otro modo: valoro más lo que tengo y los problemas cotidianos, que para otra gente son importantes, para mí han dejado de serlo.


Estamos muy agradecidos con tu colaboración con Corazón y Vida ¿Podrías contar a nuestros lectores en qué consiste?

Desde que conocí a la Asociación, he querido devolver el apoyo que nos brindasteis en aquellos difíciles momentos. En mi centro de trabajo tengo varios folletos de Corazón y Vida expuestos en las paredes, en la recepción y en las cabinas de estética y quiromasaje, y le hablo de vosotros a mis clientes.

Además, se me ocurrió la idea de poner a la venta unos jabones decorativos que me ofrecieron en forma de corazón. Los llamamos "Piruletas benéficas" y donamos los beneficios a la Asociación. Son muy económicos, de 2,50 y de 3,50 euros, y creo que son una buena idea para regalar, por ejemplo, en una boda a los invitados y hacer a la vez una buena acción.

No es gran cosa, pero es mi granito de arena. Además, sigo dándole vueltas a la cabeza para poner en práctica nuevas ideas en favor de Corazón y Vida.


Leído 4385 veces





Comentarios
La Asociación no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios.

1.Publicado por José María Morón el 06/01/2015 20:04
Es increíble vuestra labor,la conozco desde hace años
,

Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Miembro de FEDER

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)