Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

La rehabilitación cardiaca en pacientes con cardiopatías congénitas

Por Estrella Jiménez Mazo

A fondo

Nota

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la rehabilitación cardiaca como el conjunto de actividades necesarias para mejorar una cardiopatía del corazón así como para asegurar a las personas que la padecen una mejor condición física, mental y social, ayudándolas a gozar de una vida lo más plena posible.



La rehabilitación cardiaca en pacientes con cardiopatías congénitas
La rehabilitación cardiaca puede realizarse tanto a pacientes con cardiopatías específicas como con cardiopatías congénitas. Pero ambas realidades son distintas. Cuando se padece una cardiopatía congénita no siempre resulta fácil conciliar el día a día con la enfermedad, que conlleva inevitablemente ciertas limitaciones tanto físicas como psicológicas. Para los niños y los jóvenes puede resultar a veces muy frustrante tener que dejar de hacer ciertas cosas que otras personas de su edad sí pueden hacer. Para los adultos, el estrés del trabajo y las responsabilidades de la vida cotidiana pueden suponer un esfuerzo suplementario que afecte a su patología. Así, la rehabilitación cardiaca supone una gran ayuda para afrontar la enfermedad y recobrar la confianza y las fuerzas necesarias para desarrollar una actividad diaria satisfactoria.


¿Cuáles son los principales objetivos de la rehabilitación cardiaca?

La rehabilitación cardiaca persigue diversos objetivos para el paciente con una cardiopatía congénita:

  • Los objetivos físicos son los que enseñan al paciente cómo hacer ejercicio de una manera segura y saludable, mejorando su resistencia física.

  • Los objetivos sociales buscan una normalización de la vida del paciente, incidiendo sobre todo en el desempeño en el trabajo o la escuela y en mejorar la autonomía individual. Es decir, se pretende conciliar la vida personal y la enfermedad.

  • Por último, los objetivos psicológicos son una parte fundamental de la rehabilitación cardiaca, y sin ellos el tratamiento no estaría completo. Persiguen mejorar la calidad de vida a través de la comprensión y la aceptación del problema cardíaco, generando confianza en uno mismo y luchando así contra la ansiedad, la depresión o el estrés que pueden provocar dolencias de estas características.


¿Cómo es el funcionamiento de una unidad de rehabilitación cardiaca?

Las unidades de rehabilitación cardiaca son equipos multidisciplinares integrados por distintos profesionales de la salud. Los equipos están compuestos por cardiólogos, médicos rehabilitadotes, enfermeros especializados, fisioterapeutas, nutricionistas y personal del área de salud mental. Entre todos desarrollan un programa individualizado y específico para cada paciente.


La rehabilitación cardiaca en pacientes con cardiopatías congénitas

El proceso comienza cuando el cardiólogo valora la situación del paciente y solicita las pruebas complementarias oportunas para estratificar el nivel de riesgo como leve, moderado o alto. Posteriormente, es valorado por el médico rehabilitador, que planifica el entrenamiento físico según el nivel de riesgo y la discapacidad que presente el enfermo desde el punto de vista locomotor o neurológico. Es muy importante no olvidar que los especialistas sanitarios son los únicos capaces de detectar y valorar los cambios en el estado del paciente cardiaco y, por lo tanto, adecuar el programa de ejercicio en cada circunstancia. Sin embargo, la rehabilitación cardiaca no es peligrosa. Los estudios indican que los problemas serios de salud que resultan de los ejercicios de rehabilitación son raros. El grupo de profesionales está capacitado para manejar las emergencias que se puedan presentar. Además, una vez que el médico ha establecido un plan individual, muchos pacientes pueden hacer ejercicio sin correr peligro, y sin necesidad de supervisión.


Beneficios para el paciente que realiza una rehabilitación cardiaca

La rehabilitación cardiaca en pacientes con cardiopatías congénitas
Existe suficiente evidencia científica a favor de la eficacia de los programas de rehabilitación cardiaca. Según Ángela Heredia, médica rehabilitadota del hospital Reina Sofía de Córdoba, “estos programas disminuyen la mortalidad cardiaca y global, mejoran la capacidad de ejercicio, disminuyen la hipertensión e hipercolesterolemia y los niveles de depresión y ansiedad”.

Aunque las metas de cada plan de rehabilitación cardiaca son diferentes para cada paciente, los beneficios generales que se derivan de este proceso son:

  • Mejora de los síntomas y de la calidad de vida del paciente

  • Efectos favorables en la reinserción social, el bienestar psicológico y la autoconfianza

  • Reducción en un 25% de la mortalidad derivada de una dolencia cardiaca, comparado con pacientes con idéntica patología que no rehabilitan

  • Disminución de la necesidad de medicación para el corazón

  • Mejora de la función cardiaca y con ello la fuerza y resistencia al ejercicio


Unidades de Rehabilitación Cardiaca en Andalucía

En 2009, el jefe de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, el doctor José María Maroto Montero, denunció públicamente la falta de unidades de rehabilitación cardiaca en nuestro país. Según el facultativo “la rehabilitación en España sólo llega al 3%, mientras que en países como Austria alcanza el 90% y en Cuba el 100%”.

<BR>Hospitales andaluces con Unidades de Rehabilitación Cardiaca

Hospitales andaluces con Unidades de Rehabilitación Cardiaca


Así las cosas, Andalucía cuenta con seis hospitales que ofrecen rehabilitación cardiaca. El último en incorporarse a la lista ha sido este mismo año el gaditano Puerta del Mar, que atenderá durante su primer año de vida a unos 250 pacientes. Otros hospitales andaluces que cuentan con este servicio son el Virgen Macarena y el Virgen del Rocío de Sevilla, el Reina Sofía de Córdoba, el Juan Ramón Jiménez de Huelva y el Virgen de la Victoria de Málaga. Además de en estos hospitales de referencia, nuestra comunidad cuenta con una red de 18 unidades funcionales que tienen su base en hospitales comarcales y que atienden a pacientes de cualquier área de Andalucía.


Bibliografía


Leído 7989 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)