Domingo, 26 de Octubre 2014
2:46
Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

'Los niños de aquí deben tener una asistencia de la misma calidad que los ingleses, franceses, alemanes o italianos'

Hablamos con...

Nota

Dr. Antonio Álvarez Madrid, cirujano cardiovascular del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla



'Los niños de aquí deben tener una asistencia de la misma calidad que los ingleses, franceses, alemanes o italianos'
Los andaluces podemos considerarnos afortunados por contar en nuestros hospitales con profesionales de la talla del Dr. Álvarez Madrid, un hombre al que su gusto por los grandes retos le ha llevado a practicar la cirugía cardiaca en niños.

Desde luego, en su puesto de trabajo como cirujano cardiovascular del Hospital Virgen del Rocío, no le faltan retos todos los días. Enfrentarse a la mirada de sufrimiento de un niño o a la mirada de angustia de unos padres, no es tarea fácil. Afortunadamente, gracias a su trabajo y al de su equipo, cada vez hay más historias en el Hospital Infantil que acaban con final feliz: la sonrisa de un niño y la mirada de agradecimiento de sus padres.

En estas líneas, entre otros asuntos, el protagonista de nuestra entrevista nos desvela los hitos que han marcado su vida como profesional de la medicina, nos avanza algo sobre sus investigaciones más recientes y nos invita a exigir un nivel de atención sanitaria para nuestros pequeños similar al que ya disfrutan hoy los niños de otros países europeos de nuestro entorno.



¿Puede hacernos un breve recorrido por su currículum destacando los principales hitos que han marcado su formación y su experiencia en el campo de la cirugía cardiovascular?

Estudié Medicina en la Universidad de Sevilla. En 1978 ingresé como médico residente de Cirugía Cardiovascular en el Hospital Virgen del Rocio, en el Servicio que entonces dirigía el Dr. Castillón. Durante mi periodo de formación, pasé un año en la Clinica Infantil de La Paz, en Madrid. Finalizado éste, me incorporé como especialista en el servicio donde ha discurrido toda mi vida profesional, dedicándome fundamentalmente al tratamiento quirúrgico de las cardiopatías congénitas junto al Dr. Gil-Fournier.

Mi carrera profesional ha transcurrido paralela al desarrollo de la cirugía de las cardiopatías congénitas, de modo que los avances que se iban produciendo, nosotros tratábamos de introducirlos en nuestro hospital. Así, he vivido, ó hemos vivido, la incorporación a nuestro hospital de todas las técnicas que iban apareciendo y que han resultado hitos en el desarrollo de nuestra especialidad. Más que por hechos puntuales, lo que ha habido es una actitud continuada de incorporación de los avances que se producían. Quizás merezca la pena reseñar que el Hospital Infantil Virgen del Rocío fue pionero en España en la incorporación de alguna de estas técnicas como la corrección anatómica de la transposición de las grandes arterias, la técnica de Norwood para el tratamiento del síndrome de hipoplásia de cavidades izquierdas, o la corrección precoz de determinadas cardiopatías.

En el terreno personal, recuerdo un hecho importante para mí. Siendo residente de segundo año hice una primera rotación por el Hospital Infantil. En la primera semana ingresó un niño de 9 años para ser intervenido de Tetralogía de Fallot. El niño entró en la consulta andando en cuclillas, que es una posición que adoptan estos niños para mejorar su oxigenación, tremendamente cianótico y con expresión de extrema tristeza. Según los padres el niño, vivía permanentemente en esa posición. A la semana de la intervención vi al niño corriendo por la sala, empujando una silla de ruedas en la que estaba otro niño, con una expresión de felicidad como no había visto nunca. Aquel día decidí que yo me quería dedicar a aquello.


¿Cuándo empezó a trabajar con niños? ¿Es muy diferente trabajar con pacientes infantiles a hacerlo con adultos?

Decidí hacer la especialidad de Cirugía Cardiovascular por lo que de reto tenía en aquella época y pensando en la cirugía de las cardiopatía adquiridas en los adultos. Tenía entonces casi un nulo conocimiento de lo que eran las cardiopatía congénitas. Sin duda, el hecho que he relatado antes tuvo una gran importancia inicial. Pero después, conforme iba adquiriendo conocimientos, me fui apasionando con el enorme desafío técnico e intelectual que suponía el tratamiento de estos niños. Así, en mi tercer año como médico residente hice una rotación más amplia en el Hospital Infantil y para el cuarto año solicite rotar por la Clínica Infantil de La Paz, en Madrid, que en aquellos momentos era el centro de referencia nacional.

Existen diferencias importantes entre lo que es el tratamiento quirúrgico de las cardiopatía adquiridas, más frecuentes en adultos, y el tratamiento de las cardiopatía congénitas, que se produce más frecuentemente en la infancia. Estas últimas son mucho mas variadas y complejas. Por otro lado, la capacidad de recuperación de un niño es mucho mayor que la de un adulto.

En cuanto a que el paciente sea niño o adulto también existen diferencias importantes y depende también de la edad del niño. Un recién nacido o un lactante pequeño se da menos cuenta de lo que está pasando, o eso creemos nosotros. Los niños mayorcitos sufren en el postoperatorio, con una mezcla de miedo y desconcierto por lo que le está pasando. A esto hay que añadir la angustia y sufrimiento de los padres. La convivencia con este sufrimiento es lo que se hace más difícil, porque uno no puede dejar de implicarse de una u otra forma. No hay nada más desolador que la mirada de sufrimiento de un niño o la mirada de angustia de unos padres, pero en contraposición, no hay nada más gratificante que la sonrisa de un niño o la mirada de agradecimiento de unos padres. Esto último compensa con creces los malos ratos que a veces hay que pasar.


Desde que ejerce usted la Medicina, ¿qué descubrimiento cree que ha revolucionado o podría revolucionar más la cirugía cardiovascular?

Como decía antes, el desarrollo de la cirugía cardiaca ha sido un proceso continuo en el que muchos pequeños cambios han llevado a grandes diferencias en los resultados a lo largo de los años. Los avances en los métodos diagnósticos, las mejoras en el manejo de la circulación extracorporea, los avances en los cuidados perioperatorios así como el refinamiento en las técnicas quirúrgicas han conseguido que el resultado que hoy se espera obtener del tratamiento quirúrgico de un niño con una cardiopatía congénita difiera mucho que las expectativas que se tenían hace años.

En cuanto a los avances recientes más notables, quizás sea el desarrollo de la cardiología intervencionista y los procedimientos híbridos, en los que en un mismo quirófano, cirujanos y hemodinamistas trabajan juntos haciendo determinados procedimientos más seguros y sencillos. Quizás también, el desarrollo de la cirugía y el intervencionismo en el feto podrá ser un gran avance en los próximos años.


El día a día como cirujano de un Hospital de la dimensión del Virgen del Rocío… ¿le deja tiempo para la investigación? Y a este respecto, ¿puede adelantarnos algo sobre sus investigaciones en curso?

La investigación forma parte inseparable, junto a la asistencia y a la docencia, de la actividad médica. Existe un tipo de investigación consistente en el análisis permanente de lo que estamos haciendo y la búsqueda de lineas de mejora a la que estamos obligados. Producto de este tipo de investigación es una gran parte de la literatura médica.

Existe, asimismo, otro tipo de investigación encaminada a nuevas propuestas, nuevos métodos, que requiere primero una idea, y posteriormente la infraestructura necesaria para poder desarrollarla.
El Hospital Virgen del Rocío dispone actualmente de unas buenas instalaciones para la investigación y se dispone de mecanismos de colaboración con otras instituciones cuando sea necesario. En este sentido, estamos comenzando a trabajar sobre una modificación de la intervención de Fontan para determinados tipos de ventrículo único. Para el desarrollo de modelos físicos y matemáticos contamos con la colaboración de investigadores en ciencias básicas de la Facultad de Medicina así como de bioingenieros de la Escuela de Ingenieros de la Universidad de Sevilla.


¿Nos queda mucho por hacer para estar al nivel en cirugía cardiovascular pediátrica de Hospitales de renombre internacional como el Children’s Hospital Boston?

El Hospital de Niños de Boston ha sido un gran referente en el desarrollo de la cirugía cardiaca pediatrica en todo el mundo. Creo que todos los cirujanos que nos dedicamos al tratamiento de las cardiopatía congénitas somos de alguna forma discípulos de las enseñanzas que emanaban de Boston.

Conocí al Dr. Aldo Castañeda, quien fue jefe y gran impulsor del servicio de Boston en uno de sus viajes a España, cuando yo era médico residente. En una conversación llena de admiración y respeto, le manifesté cuánto me gustaría verle operar. Su respuesta fue: "sería muy importante para tu formación el que pudieras visitarnos en Boston, pero no para verme operar, porque seguro que tu eres capaz de dar los puntos igual que yo. A lo que debes ir a Boston es a ver cómo funciona el hospital, cómo es la organización...". Obviamente, la afirmación de que operaríamos igual él que yo es producto de la humildad de los grandes hombres; en cuanto a lo de la organización, creo que es una de las grandes lecciones que he recibido. Con el tiempo, y buscando formas de hacer las cosas mejor, siempre he topado con el modelo de organización. Mucho se ha escrito y discutido sobre esto, y lo que es claro es que un factor fundamental en la obtención de buenos resultados es el tipo de organización. La Sociedad Europea de Cirugía Cardiovascular publicó hace unos años los requisitos mínimos que debería tener un centro en Europa para realizar cirugía cardiaca pediátrica y es hacia ese modelo al que debemos ir.

Existen en Europa magníficos centros para el tratamiento de estos niños, con resultados equiparables a los que se publican de Boston, y que además tienen una ventaja sobre aquel, y es la accesibilidad. No todos los niños americanos tiene acceso a un hospital como el de Niños de Boston, por el contrario son necesarios importantes medios económicos para poder ser atendidos. Sin embargo, cualquier niño inglés, alemán o francés, tiene acceso a hospitales en su país donde actualmente se les prestará una asistencia del mismo nivel que la que se le daría en Boston. Por esto, cuando hablo de qué es lo que yo quiero que sea el hospital donde trabajo, digo que quiero que sea europeo. Creo que los niños de aquí deben tener una asistencia de la misma calidad que los ingleses, franceses, alemanes o italianos y creo que esto es exigible, porque no existen razones objetivas e insalvables para que esto no sea así. No acepto ese conformismo resignado y fatalista de asumir que las cosas fuera son mejores e inalcanzables para nosotros.

Respondiendo concretamente a su pregunta, hay que empezar por copiar los modelos de organización que se han demostrado eficientes.


¿Cómo valora la labor que está realizando Corazón y Vida?

Valoro muy positivamente la labor de la Asociación. El hecho de que padres con problemas que se les hacen tremendos se relacionen con otros padres que se encuentran en similar situación es de gran ayuda.

Finalmente, les animo a que sean intransigentes en la reivindicación de que sus hijos reciban una atención acorde con el entorno europeo en el que vivimos y a que no se dejen instrumentalizar por nadie.


Leído 1969 veces





Comentarios
La Asociación no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios.

1.Publicado por Susana el 03/06/2011 15:41
Una buena persona, muy admirable,

2.Publicado por ana el 03/06/2011 17:33
tuve la gran suerte de q el dr,alvrez operara a mi niña.hace 6 meses y l doy las gracias.

3.Publicado por Carlos el 04/06/2011 14:59
Un gran profesional y una gran persona, le estaremos eternamente agradecido por salvarle la vida a nuestra hija. Encomiable labor la suya y la de su epuipo. Debería llevar consigo un reconocimiento oficial como la medalla de Andalucía además del personal de todos sus pacientes y familiares.

4.Publicado por merche el 04/06/2011 15:52
Es nuestro Dios en la tierra, gracia a él y su equipo hoy tenemos un bichejo de 3 años al que no parece haberle pasado nada si no fuese por la cicatriz de su pecho. Nos parece un hombre tremendamente sencillo y expectacular cirujano. Muchas gracias de todo CORAZON. Por cierto estoy de acuerdo con Carlos , estas personas si que se merecen reconocimientos oficiales sin duda.

5.Publicado por Antonio el 07/06/2011 03:57
Si a un deportista le dan un premio por ganar una carrera, al dr.Alvarez tienen que darle el mejor reconocimiento que se le pueda hacer, como la medalla de Andalucia, pues gracias a él y a su equipo médico muchos padres y madres llevamos el sufrimiento de nuestros hijos (como es nuestro caso), con mejor resignación, y solo de escucharle ya sales de su consulta con mayor alegria. De verdad gracias porque a mi hijo le ha cambiado la vida.

6.Publicado por Gabriel el 17/06/2011 14:02
Me sumo a los anteriores en el reconocimiento de la profesionalidad y humanidad del Dr. Álvarez, al que conocemos desde hace 8 años. Siempre agradeceremos su trabajo con los Norwood

7.Publicado por Gabriel el 17/06/2011 14:04
Me sumo a los anteriores en el reconocimiento de la profesionalidad y humanidad del Dr. Álvarez, al que conocemos desde hace 8 años. Siempre agradeceremos su trabajo con los Norwood-Glenn

8.Publicado por Marisa el 20/06/2011 23:24
me uno a todo lo que anteriormente se a dicho,este señor deverian de reconocerle su trabajo,su labor,por salvar miles y miles de vida a niños,aparte de gran profesional es una gran persona y humana,desde estas linias queria agradecerle nuevamente todo lo que hizo por mi hijo,que no era tarea facil,pero como el me dijo tenia una meta con el niño y era ponerlo bueno y lo consiguio,gracias ael y a su fabuloso equipo,incluyendo a cardiologos,mi hijo es un niño normal,un terremoto que nos tiene locos,y nos llena de alegria dia,a dia,muchas gracias por todo los papa de Juan Muñoz.

9.Publicado por anabel el 11/10/2011 23:36
hola soy la madre de anabel dopido, una de las niñas que tu as operado este último lunes y le estoy muy agradecida por el gran trabajo que as echo por mi niña. Solo decirte que aparte de ser un buen cirujano eres una gran persona. Un saludo

10.Publicado por Papas de Sara González el 25/04/2012 21:29
Dr. Alvarez Madrid...el quinto abuelo nuestra hija. En ocasiones los esfuerzos no son recompensados como merecen y en el caso de mi hija, sara, se ha cumplido. Aunque ella nos dejo, nunca podremos olvidar lo que este cirujano lucho por su vida, el no se quedo solo en el profesional que entra en quirófano, opera y que el cuerpo decida, no...el se involucro de tal manera que a mi, a nosotros como padres nos llego al alma. Humanamente este hombre tomo decisiones "in-extremis", aporto soluciones en los momentos críticos, defendió sus ideas antes sus compañeros, y siempre que lo necesitábamos ahí estaba...Un día usted me dijo, entre muchísimas frases que a fuego llevo grabadas, que el medico no solo quiere amigos en las personas a las que los resultados le son positivos...nosotros perdimos a nuestra hija pero le estamos tan agradecido en todo, que con nosotros consiguió unos amigos en lo negativo.

Un fuerte abrazo de José Manuel y Noelia, papas de Sara.

11.Publicado por beatriz susperregui pomposo el 10/02/2013 13:12
hola

Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Próximos eventos:

Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Bankia Fundación Cajasol Cuatrogasa Ecosistem Copiers Plan Avanza. Ministerio de Industria, Turismo y Comercio Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Unión Europea Consejería de Economía, Innovación y Ciencia. Junta de Andalucía


Asociación Corazón y Vida
C/ Castillo Alcalá de Guadaira, 3- 6ºD
41013 Sevilla
954 655 484

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)