Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Marcapasos cada vez más pequeños y sin cirugía

Corazón al día

Nota

Los nuevos dispositivos cardiacos son tan pequeños que se colocan en el corazón mediante catéteres a través de los vasos sanguíneos



Normalmente, en una operación para instalar un marcapasos el médico debe hacer una incisión por encima del corazón del paciente, cavar un hueco para implantar el dispositivo que regula los latidos y después conectar el generador de pulso a cables que llegan a través de una vena cerca de la clavícula. Muy pronto este tipo de cirugía podría resultar innecesaria. En su lugar, los médicos podrán usar marcapasos inalámbricos miniaturizados que se pueden colocar en el corazón a través de una de las grandes venas del muslo.

La semana pasada un equipo de médicos austriaco implantó un dispositivo de este tipo en un paciente, el primer participante en un ensayo clínico en humanos del que el fabricante de dispositivos Medtronic afirma es el marcapasos más pequeño del mundo. El dispositivo mide 22 milímetros y tienen un volumen de 0,75 centímetros cúbicos, una décima parte del tamaño de un marcapasos convencional. A principios de este año, otro fabricante dispositivos, St. Jude Medical, compró una start-up llamada Nanostim que fabrica otro marcapasos diminuto y lo ofrece a sus pacientes en Europa. Este dispositivo mide 41 milímetros de largo y tiene un volumen de un centímetro cúbico.

Ambos minimarcapasos se están probando en ensayos con humanos, y el de St. Jude ya se ha aprobado para su uso en pacientes en Europa. Los fabricantes de los dispositivos afirman que las baterías de los marcapasos durarán de 8 a 10 años a plena capacidad de estimulación. Además, los nuevos marcapasos están libres de cables, es decir, no necesitan largos electrodos que se abran camino hasta el corazón, sino que se colocan dentro del corazón y transmiten los pulsos eléctricos mediante pequeñas patas que lo tocan. Este nuevo diseño reduce la cantidad de energía que necesita el dispositivo y elimina una de las principales fuentes de fallos.

Fuentes:
MIT Technology Review
Teinteresa.es



Leído 587 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Miembro de FEDER

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)