Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Más de 250 camas perdidas en los hospitales públicos andaluces

Corazón al día

Nota

Los complejos del Sistema Andaluz de Salud restan puestos asistenciales de manera progresiva en los últimos cuatro años, mientras las promesas para fortalecer la red siguen sin efectuarse.



Más de 250 camas perdidas en los hospitales públicos andaluces
Los hospitales públicos han descontado 256 camas en apenas cuatro años, aunque la población en la provincia de Sevilla se haya incrementado en 65.147 personas más, según datos del padrón municipal. Se trata de una estrategia del Sistema Andaluz de Salud (SAS) para impulsar la cirugía sin ingreso hospitalario. Los tres hospitales públicos de la capital hispalense han restado puestos asistenciales en los últimos años: el Virgen del Rocío ha sustraído 106 camas; en el Hospital Virgen Macarena, 119; y el Hospital de Valme cuenta con 33 camas menos. Desde los sindicatos Satse y CSIF se ha advertido que la infraestructura resulta insuficiente para dar una respuesta eficaz a una demanda creciente de asistencia médica.

A la reducción, se añaden las demoras en los planes para reforzar la red asistencial sanitaria prometidos por la Consejería de Salud hace más de un lustro. Entre estos proyectos se encuentran el centro de alta resolución (CARE) del Prado, en el solar del antiguo Equipo Quirúrgico, que debería estar funcionando desde 2008, según un convenio suscrito por la Consejería y el Ayuntamiento para renovar la red sanitaria en 2005; y el Vigil de Quiñones, antiguo Hospital Militar, que suma siete años de reformas sine die para su reapertura.

Junto al retraso de la construcción de este centro de salud, también se encuentra en peligro el futuro del Duque del Infantado, conocido como el Pabellón Vasco. Los trabajadores del centro, que pertenecen al área hospitalaria Virgen del Rocío, temen que tras el verano y los reajustes que realiza el SAS cada año por el descenso de la actividad, se acometa el cierre definitivo de más puestos asistenciales. El SAS ya cerró en 2008 medio centenar de camas en Duque del Infantado, lo que motivó protestas de los trabajadores. En estos momentos, sólo quedan 19 camas en este centro asistencial destinadas a cuidados paliativos.

Cierre por vacaciones

Más de 250 camas perdidas en los hospitales públicos andaluces
El SAS ha iniciado en el Duque del Infantado su ajuste veraniego sobre medios sanitarios y plantilla. Las medidas adoptadas el año pasado han provocado las críticas de los trabajadores.

Felipe Ribeiro, delegado Prensa y Propaganda de CGT en el Virgen del Rocío, ha definido como “una gran equivocación” repetir la reducción de camas de 20 a 9 existentes para atención paliativa. Para el síndico, una reducción tan drástica perjudica a los pacientes, que pasan a secciones donde no pueden recibir la atención que requieren, y a los profesionales, pues se prescinde de aquellos que no tienen puesto fijo.

Noticia completa en Diario de Sevilla: Los hospitales públicos pierden más de 200 camas en apenas cuatro años.

Noticia completa en ABC: Se prepara el cierre de camas en el Duque del Infantado

Leído 981 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Miembro de FEDER

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)