Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

'Muchos de nuestros invitados nos han comentado que había sido una idea maravillosa'

Ángela López y Jose Luis Olmedo, pareja de recién casados.

Hablamos con...

Nota



'Muchos de nuestros invitados nos han comentado que había sido una idea maravillosa'
Luis y Ángela se casaron felizmente el pasado 12 de Julio. A diferencia de lo que ocurre en otros enlaces más convencionales, la alegría de su boda ha traspasado los gruesos muros de la Iglesia Nuestra Señora de Los Remedios de Estepa y de la Hacienda Parchilena, escenarios de la ceremonia y de su posterior celebración. Sus invitados fueron testigos y copartícipes de un gesto solidario que, sin lugar a dudas, ayudaba a sonreír a más de un niño hospitalizado con cardiopatía congénita y a sus padres mientras se celebraba un día tan importante en la vida de los protagonistas de nuestra entrevista del mes.

Seguramente, mucho ha tenido que ver en esta idea, calificada como 'maravillosa' por gran parte de los asistentes, la experiencia de Ángela como Voluntaria de Corazón y Vida durante 2003 y 2004, al terminar la carrera.

Ahora, ya de vuelta de una luna de miel maravillosa en la que han conocido lo mejor de los EE.UU., de costa a costa, y el relax de las paradisiacas playas de Cancún, nos cuentan con detalle la acogida de la idea por parte de sus invitados y alguna que otra emocionante anécdota que hará que más de uno de nuestros lectores no pueda contener una lágrima.

Aprovechamos la ocasión para agradecer a esta pareja de todo corazón el gesto que ha tenido con la Asociación y desearles toda la felicidad del mundo en su nueva aventura.



¿Cómo surgió la original idea de ayudar a la Asociación en el día de vuestra boda?

Cuando comenzamos a preparar nuestra boda, nos ofrecieron un gran abanico de posibilidades de detalles para agasajar a nuestros invitados en ese día tan especial. Incluso nuestros propios familiares nos daban ideas originales para regalos, pero después de verlos todos no encontramos ninguno que realmente nos hiciera ilusión.

Una vez que ya teníamos un detalle casi elegido, calculamos el dinero que gastaríamos y nos dimos cuenta de que, sin duda, podía ser un gasto innecesario puesto que en la mayoría de las bodas en las que habíamos estado muchos de estos obsequios se habían quedado olvidados en las mesas.

Así que, tras una conversación entre los dos, decidimos que el mejor detalle para nuestra boda tenía que ser algo que tuviese trascendencia, y qué mejor que invertir una cantidad en una asociación de carácter no lucrativo. Por supuesto, no dudamos que esa Asociación sería 'Corazón y Vida', porque después de haber colaborado con ellos durante un año, conocíamos la labor tan importante que desempeña tanto con los niños con cardiopatía congénita como con sus familiares.


¿Podéis contar con detalle a nuestros lectores en qué ha consistido esta ayuda?

Tras tener claro que nuestro detalle iba a ser colaborar con la Asociación, contactamos con Eduardo, director de la Asociación Corazón y Vida, que acogió nuestra idea con mucha ilusión y se ofreció a ayudarnos en todo lo necesario.

Tras una reunión, decidimos que el día de nuestra boda podíamos repartir una tarjetas en las que se manifestara nuestro deseo de hacer copartícipes a nuestros invitados de un pequeño gesto solidario: destinar el dinero de los tradicionales obsequios de boda a la Asociación Andaluza Corazón y Vida para que continuará con su labor de ayuda y apoyo a las familias y niños con cardiopatías congénitas.

Queremos agradecer a la Asociación, y en especial a Eduardo, el apoyo y el cariño que nos ha brindado desde el primer día en que contactamos con ellos.


Ahora que ya ha pasado algún tiempo y habéis podido recabar impresiones, ¿cómo han acogido la idea los invitados?

Uno de los momentos más curiosos y que más nos llena de orgullo de la boda fue lo que le ocurrió al padrino. Al repartirle la tarjeta en la que dábamos a conocer este detalle a unos invitados, éstos se emocionaron muchísimo porque su hija había sido operada en varias ocasiones de corazón. Casualmente son socios de Corazón y Vida y conocen de primera mano el buen funcionamiento de esta Asociación. También a otros invitados se les escaparon algunas lágrimas al abrir el sobre y leer la tarjeta.

Ser testigos de esa sonrisa y ese llanto fue como ver cumplido los objetivos que teníamos al hacer esta colaboración. Además, muchos de nuestros invitados nos han comentado después de la boda que había sido una idea maravillosa. Para nosotros, no deja de ser importante que todos nuestros invitados ya saben que existe esta Asociación y a qué se dedica.


¿Animaríais a otras parejas que estén planificando su boda a hacer un acto solidario como el vuestro?

¡Por supuesto! Además creemos que esta colaboración ha dado muchas ideas a otras parejas que están a punto de casarse y que, como nos pasó a nosotros en su día, todavía están indecisos sobre lo que pueden regalar en su boda.

Una de las cosas que nos impulsó a realizar este pequeño acto solidario fue pararnos a pensar todo el dinero que estábamos dispuestos a gastar para que ese día fuera inolvidable para los novios, los familiares y los amigos que asistieran. Qué menos que poder ayudar de alguna manera a personas que están pasando por una situación delicada y están luchando porque sus hijos enfermos puedan llevar una vida normal mientras hay dos familias que están tan felices preparando el día de su boda.


Ángela, ¿qué recuerdo guardas de tu experiencia en Corazón y Vida?

Tengo tantos recuerdos que necesitaría muchas páginas para describirlos. Quisiera destacar el trato que me dieron en la Asociación, ya que desde el primer día que me inicié como Voluntaria recibí sonrisas y palabras de agrado, haciéndome sentir como en mi propia casa.

Y por supuesto, recuerdo las horas que pasé en el hospital acompañando a los familiares mientras sus hijos se encontraba en la UCI. Para mí, las sonrisas de esos padres y familiares cuando me veían llegar merecían sin duda la pena porque quizás eran las únicas sonrisas que durante todo el día iban a dedicar. También los abrazos que recibíamos y las palabras de agradecimiento cuando sus hijos, después de periodos largos de ingreso hospitalario, podían ir a casa.

Miles de recuerdos y sensaciones que no se pueden describir es lo que queda de mi experiencia en Corazón y Vida...


Leído 4298 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)