Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

'Nuestro grupo ya ha realizado programas de rehabilitación cardíaca en pacientes con CC con buenos resultados'

Hablamos con...

Nota

Dr. Miguel González Valdayo. Director del Programa de Rehabilitación Cardíaca y Prevención Secundaria del H.U. Virgen Macarena de Sevilla.

Dr. Rafael Hidalgo Urbano. Director de la UGC Área del Corazón del H.U. Virgen Macarena de Sevilla.



Dr. Hidalgo Urbano    Dr. González Valdayo
Dr. Hidalgo Urbano    Dr. González Valdayo
El pasado mes de julio, con motivo de la investigación para la publicación del artículo La rehabilitación cardiaca en pacientes con cardiopatías congénitas en nuestro último boletín, tuvimos la oportunidad de entrevistar a dos especialistas en la materia del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla: el Dr. González Valdayo y el Dr. Hidalgo Urbano.

Por el interés que este tema tiene para la mejora de la calidad de vida de nuestro colectivo, hemos querido reproducir esta entrevista íntegramente.



¿En qué consiste la rehabilitación cardíaca?

Se trata de programas organizados dentro de equipos coordinados, de intervención multidisciplinar y multifactorial, que tienen como objetivos la prevención de las enfermedades cardiovasculares, así como de las secuelas que ellas producen, recuperando al paciente para su actividad previa al evento cardiológico e integrándolo como sujeto activo en la sociedad.

Procuran dar respuesta a la amplia gama de factores que influyen en la presencia y desarrollo de las patologías cardíacas. La implicación de un grupo amplio de profesionales coordinados y la participación del paciente y su entorno familiar y social, deben ser las claves que aseguren la consecución de los objetivos planteados.

El equipo multidisciplinar deseable sería el constituido por:

  • Cardiólogo
  • Médico rehabilitador
  • Diplomado en enfermería
  • Fisioterapéuta
  • Psicólogo/Psiquiatra
  • Especialista en nutrición
  • Especialista en intervenciones de deshabituación tabáquica
  • Andrólogo
  • Personal sanitario de atención primaria


Este tratamiento se realiza a personas que han sufrido alguna patología en el corazón pero también a niños, jóvenes y adultos con cardiopatías congénitas. ¿Qué diferencias existen en el tratamiento de unos y otros pacientes?

Actualmente la rehabilitación cardíaca queda definida como el conjunto de medidas que constituyen el programa multifactorial mencionado anteriormente. Todo paciente cardiópata puede participar en un programa de rehabilitación cardiaca, pues aunque estuviese contraindicado el ejercicio físico, podría participar en las facetas psicológicas, prevención primaria/secundaria, conformando lo que llamamos “programa educacional”.

Actualmente las indicaciones de la rehabilitación cardíaca son:

CARDIOPATÍAS
  • Congénitas
  • Adquiridas
     - valvulares
     - isquémicas
  • Trasplantes cardíacos

ASTENIA NEURO-CIRCULATORIA

INDIVIDUOS SANOS
  • De edad avnzada
  • Con tres o mas factores de riesgo cardiovascular


Se trata de programas personalizados donde se contempla la patología del individuo, de ahí, que independientemente de la edad y su capacidad funcional, sea especialmente evaluada la patología de base. Nuestro grupo ya ha realizado programas de Rehabilitación Cardíaca en algunos pacientes con Cardiopatías Congénitas con buenos resultados.


¿Cuáles son las partes fundamentales de las que consta esta rehabilitación?

Clásicamente, y aún se continúa haciendo en la actualidad, las partes o fases de la rehabilitación cardiaca se han venido dividiendo en tres etapas:

Fase I o Fase hospitalaria
Definida durante el tiempo de hospitalización.

Fase II o ambulatoria
Comprende el periodo desde el alta hospitalaria. Es en este periodo donde se desarrollan los programas de rehabilitación cardíaca.

Fase III o de mantenimiento
Periodo desde que finaliza el programa de rehabilitación cardíaca hasta el resto de la vida. Es una etapa permanente donde el paciente debe mantener en activo todo lo aprendido durante la fase II.


¿Existe algún tipo de riesgo para el paciente?

Los riesgos son únicamente los derivados del ejercicio. Antes de comenzar el entrenamiento se realiza una exploración cardiológica completa y una prueba de esfuerzo para dosificar el nivel de ejercicio.

Un estudio reciente ha comunicado la bajísima incidencia de complicaciones graves existente durante las sesiones de ejercicio monitorizado, informando de sólo dos eventos fatales por 1.5 millones de horas/pacientes de ejercicio. Este resultado es tan bajo gracias a una pulcra identificación de los pacientes de alto riesgo, una adecuada supervisión durante el desarrollo del programa, la presencia de personal cualificado para atender cualquier tipo de emergencias cardiovascular y la existencia del material necesario para atender y tratar las complicaciones que pudieran aparecer. Junto a ello, el paciente es adiestrado en la identificación de síntomas para así alertar al personal a su cuidado.


¿Cómo es el funcionamiento de una Unidad de Rehabilitación Cardíaca en un hospital?

Para empezar diremos que dispone de todo el equipo multidisciplinar “deseado” y enumerado anteriormente.

En nuestro hospital al menos los cinco primeros peldaños (cardiólogo, médico rehabilitador, diplomado en enfermería, fisioterapeuta y psicólogo) componen la plantilla a dedicación plena de la unidad, pudiendo disponer accesoriamente de la prestación de servicios del resto de los profesionales.

En primer lugar, tras el alta del hospital, el paciente es visto en primera visita por el cardiólogo director del programa de rehabilitación que analiza de forma global la historia del paciente y evalúa los antecedentes médicos y las pruebas invasivas y no invasivas realizadas solicitando los estudios complementarios adicionales necesarios para la estratificación de riego, fundamentalmente la prueba de esfuerzo. De esta forma, podremos establecer la capacidad funcional del paciente, lo que unido a la valoración de la función ventricular resultante, el estado de la anatomía coronaria y la presencia o no de arritmias, permite clasificar al paciente según su riesgo.

Con la clasificación establecida, es visto por el médico rehabilitador, quién basándose en esta estratificación y su situación física establecerá un programa de ejercicios individualizado.

Una tercera consulta se lleva a cabo por el psicólogo de la unidad quién, tras la entrevista, emitirá unas conclusiones y notas sin son necesarias.

Una vez realizado el circuito, el paciente se integrará en el programa de rehabilitación cardíaca, donde es monitorizado durante la sesión y vigilado por una diplomada en enfermería que dispone para ello de equipos dotados de la última tecnología.

Como media, el programa de ejercicios suele comprender entre 8 y 10 semanas en sesiones de una hora de duración, dos días a la semana. Durante este tiempo, además, el paciente acude a sesiones formativas sobre reducción de factores de riesgo, conductuales, sexuales, etc. y visitas individuales, grupales y familiares con el psicólogo.

Finalizado el programa, el paciente vuelve a repetir los estudios que determinaron su capacidad funcional y función sistólica y se le realiza una determinación analítica completa y exhaustiva sobre los factores de riesgo cardiovasculares.

Es visto nuevamente por cardiólogo, medico rehabilitador, psicólogo, enfermería y fisioterapeuta, quienes emitirán sus respectivos informes sobre evolución e incidencias que conformaran el informe final del paciente, procediéndose al alta de la unidad y derivación a su cardiólogo/médico de atención primaria.


¿Cuáles son los beneficios para el paciente que realiza una rehabilitación cardíaca?

  • Reduce en un 25% la mortalidad derivada de la dolencia cardíaca, comparando con pacientes con idéntica patología que no rehabilitan.
  • Disminuye la necesidad de medicación para el corazón.
  • Mejora la función cardíaca, y con ello la fuerza y resistencia al ejercicio.
  • Disminuye los factores de riesgo cardiovascular, evitando así el riesgo de nuevas recaídas.
  • Mejora el bienestar psicológico y aumenta la autoconfianza.

Socialmente, consigue una integración a la vida rutinaria recuperando al paciente para la actividad laboral cuando ello es posible.


Leído 3853 veces





Comentarios
La Asociación no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios.

1.Publicado por María Ángeles Lorenzo García el 17/08/2014 17:30 (desde móvil)
He sufrido un infarto el 4de julio de 2014 ; me gustaría recibir rehabilitación donde,puedo solicitarla?Muchas graciad

Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Miembro de FEDER

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)