Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Parches de matriz cardiaca humana para reparar corazones dañados.

Corazón al día

Nota

La escasez de donantes hace que no todos los pacientes puedan beneficiarse de un trasplante. «Cultivar» un órgano bioartificial en el laboratorio permitiría a los pacientes que necesitan un trasplante no esperar a un donante compatible.



Corazón humano en proceso de descelularización (Hospital Gregorio Marañón)
Corazón humano en proceso de descelularización (Hospital Gregorio Marañón)
La carencia de donantes hace que no todos los pacientes puedan beneficiarse de un trasplante. Por ello, y en colaboración con Doris Taylor, líder mundial en terapia celular cardiaca preclínica en modelos animales, el cardiólogo Francisco Fernández-Avilés puso en marcha en 2010 un ambicioso e innovador proyecto en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, dirigido a la utilización de células madre adultas para el desarrollo de tejido cardiaco bioartificial, utilizando corazones humanos donados, no aprovechables para trasplante, proporcionados por la Organización Nacional de Trasplantes.

Dicho de otro modo, el proyecto trataría de reutilizar corazones que se desechan para trasplante. Su objetivo era descelularizarlos, despojarles de todas las células para dejar solo su estructura y devolverles la vida repoblándolos con las células de un candidato a trasplante. Este era el primer paso para conseguir «cultivar» un órgano bioartificial en el laboratorio que permita a los pacientes que necesitan un trasplante no esperar a un donante compatible. De alguna manera, se adaptaría un corazón no válido, a la medida de cada enfermo.

Fruto de esa investigación, el Gregorio Marañón se ha convertido en el primer centro del mundo en dejar al desnudo 39 corazones humanos. Pero además se ha dado el primer paso para volverlos a repoblar y reutilizarlos en personas candidatas a trasplante cardiaco. Así, el equipo ha conseguido recelularizar pequeños parches de matriz cardiaca humana descelularizada con diferentes tipos de células madre con los que se pretende reparar corazones dañados.

El también jefe de Servicio de Cardiología del hospital madrileño considera que en un par de años se podrían hacer los primeros estudios de seguridad con enfermos infartados. En cuanto al corazón bioartificial completo, para conseguirlo habrá que esperar «al menos diez años», estima Fernández-Avilés. Entonces se contará con un corazón hecho a la medida del enfermo, con el que el receptor no necesitará tomar fármacos para combatir el rechazo.

Fuentes:
ABC.Salud
Diario médico.com

Leído 343 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Miembro de FEDER

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)