Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

¿Qué debo saber si tengo un niño con cardiopatía en el aula?

A fondo

Nota

Por falta de información, con frecuencia, los maestros y profesores sienten miedo cuando en su aula existe un niño con una cardiopatía y, ante cualquier síntoma se alarman innecesariamente. Temen que necesitará cuidados especiales y que no podrá seguir la rutina escolar como el resto de los niños. Por ello El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, en colaboración con Menudos Corazones, la Fundación de Ayuda a los Niños con Problemas de Corazón, ofrece una guía donde los profesionales de la enseñanza pueden encontrar la información necesaria para dar respuesta a sus dudas más frecuentes, cuyo contenido resumimos a continuación.



¿Qué debo saber si tengo un niño con cardiopatía en el aula?
El colegio constituye uno de los pilares más importantes en el desarrollo de un niño. En él pasan gran parte del día para aprender y desarrollarse socialmente. Sin embargo, pese a ello, los profesionales de la Educación no saben qué hacer con un niño que padezca algún tipo de dolencia, como una cardiopatía congénita.

Según nos comenta Jorge E. A., jefe de estudios de un colegio de primaria de la provincia de Huelva, la única información al respecto que poseen los centros son "unas directrices que elabora cada colegio en las que se establecen normas según las experiencias de los profesores". Esto quiere decir que si un colegio nunca ha tenido un niño con una cardiopatía en el aula, probablemente no tenga ningún protocolo a seguir. En caso de una complicación con un niño, simplemente no sabrían qué hacer "salvo llevarlo a un centro de salud o esperar a que vengan a por él", añade.

"A priori, sólo se hacen excepciones en Educación Física. Siempre cuando las circunstancias estén avaladas por un médico, se pueden hacer excepciones", concluye.

Ante este panorama, dede la Asociación queremos divulgar un manual editado por el Defensor del Pueblo de la Comunidad de Madrid y redactado por la Fundación Menudos Corazones que proporciona a los profesionales de la enseñanza la información necesaria para dar respuesta a sus dudas más frecuentes: a qué tratamientos se someten los niños cardiópatas, si es recomendable que realicen ejercicio físico, qué hacer ante un episodio de taquicardias, en qué momento necesitan ser sometidos a una operación, etc.

"Tengo un niño con una cardiopatía en el aula"

La cardiopatía es la patología congénita más frecuente en los nacidos vivos. Aproximadamente, seis de cada mil niños nacen con ella en nuestro entorno. Un buen número de niños y niñas que en el pasado no conseguían superar los primeros momentos de vida extrauterina, alcanzan hoy en día niveles de desarrollo óptimos debido a los avances médicos en diagnóstico, cuidados intensivos y cirugía, si bien esta circunstancia ha elevado estadísticamente el número de niños y adolescentes afectados de cardiopatía congénita.

Frecuentemente, cuando llega el momento de la escolarización, e incluso al iniciarse ésta en la Escuela Infantil, los padres detectan que educadores, maestros y profesores muestran cierto miedo e inseguridad al tratar a su hijo, debido específicamente al desconocimiento que tienen en general de la condición del afectado por esta dolencia.

La guía que recomendamos, y coya versión integral puede descargarse desde este enlace, resulve dudas tan esenciales como las siguientes:

¿Qué debo saber si tengo un niño con cardiopatía en el aula?
¿Qué son las cardiopatías congénitas?

Las cardiopatías congénitas son una malformación del corazón, producida por un desarrollo incorrecto de dicho órgano durante la gestación.

¿A qué tratamiento se somenten los niños cardiópatas?

Debido a que existen múltiples tipos de cardiopatías congénitas, de importancia y complejidad diferente, no todos los niños cardiópatas pueden ser tratados del mismo modo.

Algunas patologías se corrigen por sí mismas, otras son leves y no causan problemas pero, aproximadamente, la mitad precisarán cirugía para su mejoría e incluso su corrección.

¿Quién debe informarte sobre la situación cardiológica de tu alumno?

Cuando el niño empieza el colegio o vuelve después de un tratamiento, deberías pedir información sobre su cardiopatía.

Las personas más indicadas para facilitártela serán sus padres. Ellos viven con él desde su nacimiento y conocen todos los detalles de las operaciones, investigaciones y tratamientos realizados.

¿En qué momento necesitan ser sometidos a una operación?

Muchos de los niños que padecen cardiopatías graves tendrán que ser intervenidos quirúrgicamente antes de comenzar el colegio. En algunos casos, es necesario realizar una serie de operaciones a lo largo de varios años y no todas pueden ser llevadas a cabo antes de que el niño inicie la escolaridad.

¿Los niños cardiópatas necesitan cuidados especiales?

En la medida de lo posible se aconseja que estos niños sean tratados como los demás. La mayoría pueden disfrutar de una vida normal sin necesidad de acudir a colegios especiales. Es fundamental que no reciban exceso de protección para evitar que crezcan creyendo que son más delicados que los otros, y por tanto, diferentes.

Si permanecen hospitalizados largos períodos de tiempo su desarrollo evolutivo puede verse afectado y, por tanto, necesitarán un apoyo extra por parte de psicólogos, pedagogos y logopedas.

¿Qué debo saber si tengo un niño con cardiopatía en el aula?
¿Es recomendable que realicen ejercicio físico?

Los niños cardiópatas no deben ser excluidos de los programas de deporte. La  mayoría de los niños con cardiopatías limitan, ellos mismos, su propia actividad sin necesidad de tener que ser controlados por un adulto y, en caso contrario, el profesor deberá ser advertido.

Si la cardiopatía no ha sido corregida se fatigarán probablemente antes que los demás y, por tanto, se les debe permitir descansar cuando lo necesiten. En algunas ocasiones les puede faltar la respiración y sus labios y su piel se volverán azules.

Sin embargo, en algunas cardiopatías los niños nunca se ponen azules, e incluso presentan un saludable tono rosáceo pero, aún así, probablemente no podrán seguir el ritmo de sus compañeros y necesitarán descansar de vez en cuando.

¿Necesitan tratamiento farmacológico continuado?

Aunque algunos tienen que tomar medicinas, en la mayoría de los casos la medicación no repercute en la vida escolar. Cuando toman diuréticos para ayudarles a eliminar el exceso de líquidos, es probable que necesiten acudir con más frecuencia y urgencia al baño.

En el caso de niños con riesgo de padecer un coágulo deberán tomar anticoagulantes (sintrom). En estas circunstancias no deben participar en deportes de contacto como el hockey, judo y fútbol debido al riesgo de golpearse.

¿Pueden permanecer en el exterior cuando el frío es intenso?

Los niños cardiópatas no deben correr durante períodos de tiempo prolongados ya que pueden quedarse sin aliento con más facilidad que los otros niños. Por esta razón no se les debe exigir que cuando las temperaturas son bajas se calienten corriendo.

Es necesario por tanto que, si el frío es intenso, durante el recreo y las horas de la comida se les permita permanecer en lugares cálidos.

¿Es posible que sufran desfallecimientos?

Esta es probablemente tu mayor preocupación si en tu clase hay algún niño cardiópata. Sin embargo, el desfallecimiento raramente ocurre. Algunos niños que tienen un pulso muy lento, con el consiguiente riesgo de sufrir desmayos, se les corrige con un marcapasos situado debajo de su piel.

En situaciones excepcionales puede que te encuentres con niños que se fatigan y se ponen azules y muy pálidos. El tratamiento inmediato es mantener al niño tumbado o sentado si está más cómodo en esta posición. Si sus padres no te han dicho como tienes que proceder, deberás llamarlos a ellos o al médico.

¿Qué puedes hacer ante un episodio de taquicardias?

En ocasiones se les pueden presentar episodios de taquicardias. Si ocurren solo de manera ocasional no será preciso una medicación continua.

A veces, los propios niños aprenden trucos para disminuir o frenar la frecuencia cardiaca. Suele ser eficaz respirar profunda y lentamente y tomar bebidas gaseosas frías.

¿Cómo reaccionan sus compañeros de clase?

A los padres con frecuencia les preocupa la reacción que tendrán sus compañeros de clase respecto a su hijo/a. Su profesor deberá prepararlos antes de que el niño se incorpore al colegio, comentándoles qué es y qué conlleva padecer una cardiopatía congénita. Si el niño ha sido intervenido deberá explicarles el motivo y el desarrollo de la operación. Una información clara evitará cualquier actitud de discriminación o rechazo hacia el niño cardiópata.

¿Qué debo saber si tengo un niño con cardiopatía en el aula?
¿Cómo puedes ayudarle cuando se encuentra en el hospital?

Algunas unidades infantiles cuentan en su equipo con profesores que ayudan en los cuidados del niño. Es una buena idea facilitarles algunos deberes del colegio para que conozcan el nivel de conocimientos y la metodología utilizada.

La mayoría de los niños se alegrarán muchísimo con las tarjetas y cartas de sus compañeros de clase, incluso con alguna visita. Sus padres también agradecerán tu interés y apoyo.

¿Cómo transcurre la recuperación tras una intervención?

En las operaciones en las que se logra corregir totalmente la cardiopatía, el niño se sentirá mejor de manera inmediata. Su recuperación es normalmente muy rápida y, por tanto, podrá volver pronto al colegio. Sin embargo, al principio, el niño no tendrá capacidad para concentrarse durante largos períodos de tiempo. En estos momentos, el profesor deberá dedicar algún tiempo a leerle historias o a jugar con él.

En las cardiopatías que no pueden ser corregidas totalmente, se utiliza la cirugía para mejorar o mantener su estado. En estos casos, la recuperación no es tan evidente y la convalecencia puede alargarse durante varios meses, siendo conveniente que el niño reciba unas tutorías a domicilio, a las cuales su profesor habitual deberá hacerles un seguimiento para comprobar que sigue, en lo posible, el ritmo general de la clase. De este modo su reincorporación le resultará más fácil.

¿Qué espera de su profesor el niño intervenido?

Por regla general a los niños más jóvenes les gusta ser tratados como héroes y están orgullosos de mostrar sus heridas. Por el contrario, las niñas se sentirán un poco avergonzadas y pudorosas de sus cicatrices.

Lo más aconsejable es tratar el tema con naturalidad. En el recreo o cuando realizan determinados juegos, puedes encontrarte con niños que, aún cuando sus cicatrices estén curadas, tengan miedo de ser golpeados. En estos momentos necesitarán que los tranquilices.

¿Cómo se enfrentan los adolescentes a su condición de cardiópata?

Aunque la mayoría de los jóvenes cardiópatas pueden llevar una vida normal, la percepción de sentirse "diferentes", la falta de "autoestima", el miedo a ser rechazados por sus compañeros, etc., se convierte en la problemática del adolescente cardiópata.

Ante esta situación suelen reaccionar de dos modos: bien niegan su enfermedad e intentan demostrar que su estado de salud es bueno, rechazando la medicación, practicando ejercicio físico por encima de sus posibilidades, etc., o bien, se apoyan en la sobreprotección paterna y/o materna, y evitan en lo posible, convertirse en adultos independientes.

Advertimos, también que los adolescentes con una cardiopatía congénita suelen estar más preocupados por el desarrollo de su sexualidad, manifestando a menudo temores, inseguridades o inquietudes que no siempre son fáciles de armonizar en los entornos próximos, por lo que resulta de gran utilidad el apoyo y asesoramiento de la familia, el profesorado y los facultativos.

Leído 4435 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)