Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Se crean los primeros marcapasos sin cables

Corazón al día

Nota

El WICS es como se llama al nuevo sistema desarrollado en Cambridge, y consta de dos partes: un electrodo implantado en el corazón y una unidad para su control externo. Así se reducirán los riesgos que supone colocar cables en el interior del corazón. Ya han salido con éxito los primeros resultados de las pruebas experimentales en pacientes.



Se crean los primeros marcapasos sin cables
Actualmente, los marcapasos habituales (llamados CTR o desfibriladores), se implantan en pacientes con insuficiencia cardíaca en los ventrículos derecho y/o izquierdo.  Estos dispositivos se encargan de estimular lo necesario a los ventrículos para asegurar su correcto funcionamiento. Sin embargo, el método de implantación requiere introducir tres cables, uno de ellos se introduce por la aurícula derecha y, realizando un complejo y cuidadoso recorrido, se coloca en el interior del ventrículo izquierdo.

Este método supone un riesgo en cuanto a la dificultad para colocar el material necesario, por un error inesperado de los cables, o por la infección que suponga tener los cables en el interior del cuerpo. "Muchas de las complicaciones y fracasos de fiabilidad de los sistemas de marcapasos se atribuyen a los cables. Mediante su eliminación podemos abortar los problemas que vienen con ellos, y avanzar en la terapia de estimulación cardiaca para todos los pacientes" comenta Alan Will, director general de Sistemas de EBR, co-creador junto a Cambridge Consultants del nuevo sistema de marcapasos.

El nuevo sistema es inalámbrico, sin cables, por lo que se ahorra tiempo, seguridad y complejidad a la hora de colocar el instrumento. El WICS consta de tan solo dos piezas, de las cuales únicamente una se incluye en el interior del paciente: un electrodo. Éste se coloca en el ventrículo requerido de ayuda, y en la zona más adecuada para cada paciente, haciendo más certero su margen de actuación. Además, no serán operaciones tan complejas y con la seguridad de que no fallará por problemas de cableado, infección o cualquier otro imprevisto.

Mediante la unidad de control externa, se generan impulsos sonoros que llegan al electrodo, el cual traduce esos sonidos en energía eléctrica que a su vez llegan al ventrículo, provocando su funcionamiento óptimo.

Ya se han implantado con éxito los primeros marcapasos WICS en pruebas experimentales en pacientes. Sin embargo en una primera generación de estos instrumentos, trabajarán de la mano de los marcapasos CTR convencionales.



Un gran avance

Por sus muchas ventajas, se celebra desde Cambridge el desarrollo de esta importante aportación a la tecnología médica. El WICS ahorrará tiempo en la implantación de las hasta ahora complejas operaciones para usar un marcapasos, evitar el riesgo que supongan una mala colocación de cableado, y hacer más cómodo para el órgano del paciente la implatación de material externo.

Noticia completa

Leído 1787 veces





Comentarios
La Asociación no se hace responsable de las opiniones expresadas por los usuarios.

1.Publicado por Maite Goicoechea Mayayo el 03/12/2011 12:40
Soy potadora de un desfribilador implanteble (DAI) y como tal me encanta conocer tan buenas noticias sobre la investigación de estos aparatos. Gracias.

Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)