Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Un dispositivo robótico ayuda a latir al corazón

Corazón al día

Nota

A diferencia de los dispositivos disponibles en la actualidad, la envoltura robótica suave no contacta directamente con la sangre, reduciendo el riesgo de coagulación y eliminando la necesidad de medicamentos potencialmente peligrosos para diluir la sangre.



Demostración en vivo de asistencia cardiaca en un modelo porcino de insuficiencia cardiaca aguda (Vídeo cortesía de Ellen Rouche / Harvard SEAS)
Demostración en vivo de asistencia cardiaca en un modelo porcino de insuficiencia cardiaca aguda (Vídeo cortesía de Ellen Rouche / Harvard SEAS)
Investigadores americanos han desarrollado un dispositivo robótico suave y personalizable que se ajusta alrededor de un corazón y lo ayuda a bombear la sangre, abriendo potencialmente nuevas opciones de tratamiento para las personas que sufren de insuficiencia cardíaca. El dispositivo se tuerce y comprime en sincronía con los latidos del corazón, reforzando las funciones cardiovasculares debilitadas por la insuficiencia cardíaca.

La investigación, publicada en Science Translational Medicine, fue una colaboración entre SEAS, el Wyss Institute y el Boston Children's Hospital.

"Este trabajo representa un emocionante resultado de prueba de concepto para este robot suave, demostrando que puede interactuar de forma segura con tejidos blandos y conducir a mejoras en la función cardíaca. Imaginamos otras muchas futuras aplicaciones donde estos dispositivos pueden administrar la mecanoterapia dentro y fuera del cuerpo ", dijo Conor Walsh, autor principal del artículo y John L. Loeb Profesor asociado de Ingeniería y Ciencias Aplicadas en SEAS y miembro principal de la facultad en El Instituto Wyss.

La insuficiencia cardíaca afecta a 41 millones de personas en todo el mundo. Si los pacientes, en etapas avanzadas de la enfermedad no pueden recibir un corazón para el trasplante, los médicos pueden implantar dispositivos que ayuden a bombear la sangre (Dispositivos de Asistencia Ventricular -VAD,s por sus siglas en inglés), pero estos dispositivos, aunque están mejorando continuamente, ponen a los pacientes en un alto riesgo de infección, formación de coágulos de sangre y accidentes cerebrovasculares al estar en contacto directo con la sangre. A diferencia de dichos dispositivos disponibles en la actualidad, la envoltura robótica suave no contacta directamente con la sangre, reduciendo el riesgo de coagulación y eliminando la necesidad de medicamentos potencialmente peligrosos para diluir la sangre.

Para crear este dispositivo totalmente nuevo, los investigadores se inspiraron en el mismo corazón. La fina manga de silicona utiliza actuadores neumáticos suaves colocados alrededor del corazón para imitar las capas musculares externas del corazón de los mamíferos. Los actuadores giran y comprimen el manguito en un movimiento similar al del corazón que late.

Demostración in vitro del bombeo de la manga robótica blanda (Video cortesía de Ellen Roche / Harvard University)
Demostración in vitro del bombeo de la manga robótica blanda (Video cortesía de Ellen Roche / Harvard University)
El dispositivo aún está lejos de las pruebas de seguridad de uso humano y otros ajustes que requerirán mucho más trabajo, pero los científicos señalan que el estudio establece las bases para avanzar en el tratamiento del corazón en el futuro.

Fuentes:
Science
Harvard University

Leído 1525 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)