Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Un implante con capacidad de crecimiento para aplicaciones pediátricas

Corazón al día

Nota

El nuevo implante disminuiría el número de cirugías cardiacas a las que se enfrentan los menores, al expandirse y adaptarse a su crecimiento.



Los implantes médicos pueden salvar vidas al corregir defectos estructurales en diferentes órganos. Pero hasta ahora, su uso en niños había sido complicado porque los implantes de tamaño fijo no pueden expandirse y acompañar el crecimiento de un niño, requiriendo reemplazos o, en algunos casos, la extirpación, implicando repetidas intervenciones y complicaciones.

Para responder a esta necesidad, un equipo de investigadores, liderado por Pedro del Nido y Eric N. Feins, han desarrollado un implante que es capaz de expandirse y adaptarse al crecimiento de niños. El primero de ellos se ha utilizado en un procedimiento cardíaco llamado anuloplastia de válvula, que repara las válvulas mitral y tricúspide del corazón. El avance se ha publicado en Nature Biomedical Engineering.

En adultos con válvulas cardíacas dilatadas, la reparación se realiza implantando un anillo protésico, actualmente de materiales que han mejorado significativamente la durabilidad y los resultados. En pediatría, sin embargo, los anillos protésicos no pueden ser utilizados ya que su tamaño fijo restringiría el crecimiento de la válvula después de la implantación. Por lo tanto, los cirujanos cardíacos pediátricos deben utilizar técnicas de anuloplastia basadas en sutura menos duraderas dando como resultado una redilatación patológica de la válvula y disfunción valvular recurrente. Aunque recientemente se desarrolló un anillo de anuloplastia biodegradable que se degrada completamente durante varios meses para su uso en niños, los resultados a largo plazo son cuestionables ya que el anillo biodegradable pierde integridad mecánica con el tiempo y puede estar sujeto a fallas mecánicas. La falta de un anillo protésico adecuado que pueda reducir y estabilizar la válvula cardíaca pediátrica dilatada, pero luego permitir un crecimiento fisiológico controlado, es una de las razones principales del éxito limitado de la reparación valvular en niños. El éxito de la reparación de la válvula tricúspide se logra en sólo el 50% de los niños con anatomía de ventrículo único, y la reparación fallida es un factor de riesgo independiente de mortalidad.

En definitiva, en la actualidad, los niños que se someten a cirugías cardíacas, pueden requerir varias cirugías adicionales durante el transcurso de su infancia para reparar o reemplazar las válvulas cardíacas. El nuevo implante disminuiría el número de cirugías cardiacas a las que se enfrentan los menores.

Además de las cirugías pediátricas cardíacas también se ha probado en ortopedia, existiendo aplicaciones potenciales para las atresias esofágicas e intestinales, para el tratamiento quirúrgico de la hiperplasia condilar mandibular... La caracterización de dispositivos ex vivo y los modelos in vivo presentados en el trabajo demuestran la prueba inicial de principio y forman la base para trabajos futuros que optimicen el diseño de dispositivos para diferentes necesidades clínicas en pediatría.

Fuente:
Nature Biomedical Engineering
Quo.es


Leído 2756 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Miembro de FEDER

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)