Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Una prueba, sencilla y no invasiva, permite detectar cardiopatías congénitas en recien nacidos.

Corazón al día

Nota

Una sencilla prueba, rápida y no invasiva, que mide los niveles de oxígeno en sangre en los recién nacidos, permite detectar más casos de anomalías congénitas cardiacas que los actuales.



Una prueba, sencilla y no invasiva, permite detectar cardiopatías congénitas en recien nacidos.
Los defectos congénitos del corazón son una de las principales causas de mortalidad infantil en el mundo desarrollado. Las técnicas actuales de detección implican una ecografía de ultrasonidos, que se realiza durante el primer trimestre de embarazo y un examen físico de rutina poco después del nacimiento; sin embargo, en ocasiones, no detectan algunas anomalías del corazón. Como resultado, un número importante de niños abandonan el hospital sin diagnosticar, lo que puede conducir a complicaciones e incluso a la muerte. Este estudio es el más numeroso realizado en el Reino Unido que ha evaluado el papel de la oximetría de pulso en la detección de las cardiopatías congénitas en recién nacidos. La oximetría del pulso o pulsioximetría es la medición, no invasiva, del oxígeno transportado por la hemoglobina en el interior de los vasos sanguíneos.

Entre febrero de 2008 y enero de 2009, más de 20.000 recién nacidos, aparentemente sanos, fueron seleccionados para ser evaluados con oximetría de pulso antes del alta hospitalaria y fueron seguidos hasta que cumplieron 12 meses de edad. Cuando la oximetría de pulso se combinó con la ecografía de rutina y un examen físico del recién nacido, se mejoró la detección de los defectos congénitos críticos hasta el 92% y ningún niño falleció a causa de una enfermedad cardiaca no diagnosticada.

La oximetría de pulso es una prueba segura, no invasiva, factible y razonablemente precisa, que tiene una sensibilidad que es mejor que la del diagnóstico prenatal y la exploración clínica convencional. Es un valor añadido a las técnicas existentes y es probable que sea útil para la identificación de los casos críticos de defectos congénitos cardiacos que de otra forma no se detectarían. La detección de otras enfermedades es una ventaja adicional», señalan los autores.

Noticia completa

Leído 1048 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)