Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Viajar con un niño con cardiopatía congénita

A fondo

Nota



Viajar con un niño con cardiopatía congénita
Aunque las cardiopatías congénitas son muy variadas, en general no debería suponer ningún problema viajar con un niño con alguna de estas patologías, siempre que se encuentre debidamente controlada. De todos modos, ya que cada caso es único, siempre es recomendable consultar con el especialista, sobre todo si tu hijo lleva implantado un marcapasos.

Aun contando con el visto bueno del médico, hay una serie de consideraciones que hay que tener en cuenta antes de emprender un viaje. En este artículo de 'A fondo' hemos recopilado aquellas que hemos considerado de mayor importancia.


La elección del destino

A la hora de decidirnos por un destino, debemos tener en cuenta que el desconocimiento del idioma local puede convertirse en un obstáculo importante en caso de que nuestro hijo sufra un episodio cardiaco. Por este motivo, se recomienda conocer el idioma local o, en su defecto, el inglés, que puede ayudarnos en casi cualquier país. Es conveniente anotar algunas frases esenciales que podamos necesitar en estos casos en el idioma local, como, por ejemplo, "mi hijo padece una cardiopatía congénita”.

Una vez superada la barrera del idioma, debemos evitar zonas que se encuentren por encima de los 1.500 metros sobre el nivel del mar, donde la excesiva altitud y la baja presión atmosférica dificultan la respiración y aumentan la fatiga. Un niño con problemas relacionados con la presión sanguínea podría desarrollar un edema pulmonar en estas condiciones. Tampoco son recomendables los climas extremos, ya que el calor favorece las insolaciones y la deshidratación; y el frío, el riesgo de desarrollar enfermedades respiratorias.

Mapas de países con fiebre amarilla y malaria 2008. OMS
Mapas de países con fiebre amarilla y malaria 2008. OMS


Finalmente, es importante evitar aquellos países en los que existe un alto riesgo de contraer enfermedades infecciosas, que unidas a una cardiopatía, podrían resultar letales. Según los informes y mapas elaborados por la Organozación Mundial de la Salud (OMS) la mayoría de estos países se encuentran entre los dos trópicos. En todo caso, conviene consultar la página web del Ministerio de Sanidad y Consumo o alguna oficina internacional de vacunaciones para conocer los posibles riesgos asociados a cada destino.


La atención médica

Viajar con un niño con cardiopatía congénita
¡Por fin hemos seleccionado un destino! Ahora es preciso tener en cuenta algunas consideraciones relacionadas con la atención médica en el extranjero. En este sentido, es necesario llevar en el equipaje informes sobre la patología específica que padece el niño, incluso traducidos al idioma local si fuese posible, así como el nombre del médico que lo atiende habitualmente y su número de teléfono.

Antes de partir, deberíamos también saber que todo ciudadano de la UE con Tarjeta Sanitaria Europea (European Health Insurance Card) tiene derecho a asistencia médica gratuita o con descuentos dentro del espacio comunitario, además de en Noruega, Suiza, Liechtenstein e Islandia. Consulta a tu médico para que te ayude a obtener gratuitamente este documento, que en ningún caso sustituye al seguro de viajes.

Si el destino seleccionado está fuera de la UE, es aconsejable informarse antes de partir sobre cómo funciona el sistema de asistencia médica y sanitaria vigente y tener localizado el hospital más cercano. También puede ser interesante localizar la embajada o consulado de nuestro país para solicitar ayuda en caso de requerir un intérprete.

En cuanto a los medicamentos, hay que tener en cuenta que su nombre y dosificación pueden variar de un país a otro, por lo que se recomienda anotar no sólo el nombre del medicamento y su laboratorio, sino también los principios activos y sus dosis para poder conseguir un equivalente en caso de extraviar el botiquín de viaje, que debería ir en el equipaje de mano en caso de viajar en avión. En este supuesto, hay que observar las restricciones sobre la cantidad de líquido que está permitido llevar encima, tal como detallamos en el apartado específico 'Viajar en avión'.


El seguro médico de viajes

Recuerda contratar un buen seguro para el viaje y no firmarlo hasta leer la póliza atentamente y asegurarte de que las coberturas son las que necesitas. No tomar esta precaución puede resultar ruinoso, ya que los servicios médicos en el extranjero son extremadamente caros.

Normalmente, el seguro cubre un periodo de 45 días de viaje, transcurrido el cual, es preciso contratar una cobertura adicional. Hay que tener en cuanta que el seguro médico sólo cubre a la persona asegurada que se ha puesto enferma. Los gastos ocasionados al resto de acompañantes por pérdida de vuelos, extensión del alojamiento, dietas y similares, correrían por vuestra cuenta.

En caso de hospitalización, es importante guardar todas las facturas para justificar los gastos ante la entidad aseguradora.

Las diferentes embajadas tienen distintos grados de responsabilidad. Por ejemplo, en algunas embajadas, puedes pedir asesoramiento y ayuda para buscar un intérprete. Si no hay embajada de tu país en el lugar de destino, puedes pedir ayuda en cualquier otra embajada de un país miembro de la UE.


Viajar en avión

Viajar con un niño con cardiopatía congénita
Si para llegar al destino seleccionado hay que tomar un vuelo, hay ciertas particularidades a tener en cuenta.

En primer lugar, no hace falta decir que los niños que lleven marcapasos deben evitar el contacto prolongado con los detectores de metales o sistemas electrónicos de seguridad, como los que hay comúnmente en los aeropuertos, ya que pueden inhibir la programación del marcapasos y causarle problemas. De allí que en los aeropuertos se recomienda presentar la tarjeta de identificación del marcapasos para no pasar por este tipo de detectores. Los pacientes con marcapasos deben evitar también la “varilla” de detección usada en algunos controles de seguridad.

Al tratar el tema de los medicamentos hemos hablado de las limitaciones de líquidos en equipaje de mano. Sólo se podrán transportar líquidos en envases individuales con capacidad no superior a 100 mililitros. Estos envases deberán ser transportados en una bolsa de plástico transparente con sistema de apertura y cierre y con una capacidad total no superior a un litro. La medida afecta a jarabes, cremas, geles, pastas dentífricas, lociones, bebidas, perfumes y otros artículos de consistencia similar. Los pasajeros deberán presentar esa bolsa en los controles de seguridad de los aeropuertos.

Sin embargo, está permitido llevar en el equipaje de mano medicamentos y líquidos por necesidad de dietas especiales o comidas infantiles, siempre y cuando vayan a ser consumidos durante el vuelo, que deberán presentarse igualmente en el control de embarque para su inspección, junto a un informe médico, a ser posible.

Si el niño tiene que viajar con algún dispositivo médico, también es recomendable llevar un informe médico que lo certifique. Este dispositivo no debería superar las dimensiones de un equipaje de mano convencional (56x45x25 cm), aunque las compañías aéreas suelen hacer excepciones en estos casos.

Si optamos por facturar algún dispositivo médico o medicina junto con el equipaje, hay que tener en cuenta que la temperatura de la bodega de carga puede llegar a ser extremadamente fría. Hay que asegurarse de que esto no producirá daños en los equipos o en los medicamentos.

Finalmente, recomendamos tomar vuelos directos, ya que no es raro ver a los pasajeros de vuelos con escala correr desorientados por los aeropuertos debido al escaso tiempo que tienen para trasbordar.




Bibliografía

Ministerio de Sanidad y Consumo
- Consejos para el viajero
- Viajes Internacionales y Salud

Comisión Europea
- Tarjeta sanitaria europea

Corience
- Viajar con tu hijo


Leído 6424 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Próximos eventos:

Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)