Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Animan y recomiendan realizar actividad física a los afectados por una cardiopatía congénita

Corazón al día

Nota

"Sólo un pequeño número de diagnósticos -como, por ejemplo, la presencia de una disfunción ventricular severa- exigen restricciones importantes", señalan los cardiólogos, "En la gran mayoría, la actividad física debe fomentarse" adaptándose a cada situación.



Animan y recomiendan realizar actividad física a los afectados por una cardiopatía congénita
Por miedo a que su corazón sufra, muchos pacientes con cardiopatías congénitas evitan hacer ejercicio. Ningún esfuerzo que haga subir sus pulsaciones. Sin embargo, este afán de protección podría ser contraproducente, tal y como señala la Asociación Americana del Corazón, certificando así lo que ya mantenían muchos especialistas españoles y señalábamos en nuestro artículo, publicado en 2007, "El deporte en las Cardiopatías Congénitas".

En un comunicado publicado en la revista 'Circulation', el organismo recuerda que la actividad física regular también es fundamental en estos pacientes y que no hay que tener miedo ya que existe un ejercicio adecuado para cada perfil. Sólo hay que consultar con el especialista. Eso sí, no hay que confundir actividad física con deporte de competición o de alto rendimiento. Estos últimos estarían contraindicados en determinadas situaciones.

Según las estimaciones de la Asociación Americana del Corazón, la mayor parte de los pacientes con cardiopatías congénitas son "relativamente sedentarios", lo que les pone en riesgo de sufrir problemas como la obesidad u otras complicaciones psicosociales. Por tanto, es clave que, en cada visita, el cardiólogo se asegure de "animar y recomendar" la práctica de una actividad física apropiada.

María Teresa Subirana, presidenta de la sección de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas de la Sociedad Española de Cardiología, coincide con lo ahora publicado y señala que "Lo ideal es consultar con un cardiólogo especializado en cardiopatías congénitas y que este realice una valoración individual", señala.

Según explica, muchos pacientes -o sus familiares- temen que en una persona con problemas de corazón, el ejercicio pueda desencadenar una muerte súbita o empeorar el estado general del paciente. Pero la realidad es que no es así. "La mayoría de las personas con una cardiopatía congénita no sólo pueden practicar una actividad física de forma habitual, sino que deben hacerlo", remarca.

Hacer ejercicio es importante, continúa la especialista del Hospital Sant Pau de Barcelona. Y lo es tanto para prevenir problemas relacionados con la obesidad y el sobrepeso, como desde el punto de vista psíquico, emocional y social. En cualquier caso, agrega, "antes de aconsejar si es mejor la práctica de un deporte tipo ciclismo o natación o si, en cambio, es mejor optar por el senderismo o el tai chi, es importante valorar la situación hemodinámica del paciente, a la vez que tener en cuenta sus gustos y preferencias".

Fuentes:
El Mundo.es
europapress.es

Leído 394 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Miembro de FEDER

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)