Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Estudio sobre la seguridad de los "stent" biodegradables

Corazón al día

Nota

El estudio, realizado tras un seguimiento de diez años y dirigido por Kunihiko Kosuga, ha sido publicado en la revista científica Circulation y difundida por Diario Médico.



Estudio sobre la seguridad de los "stent" biodegradables
Se trata del stent biodegradable Igaki-Tamai, empleado en nueve países de la Unión Europea y en Turquía, pero no en Estados Unidos, para tratar la enfermedad arterial periférica.

Los stent biodegradables están hechos de un ácido poli-l-láctico, un material basado en tiras de maíz, que se disuelve en la pared arterial. No deja ninguna sustancia extraña en la arteria de forma permanente y reduce la aparición de trombos asociados al dispositivo.

En el estudio, los investigadores siguieron a 50 pacientes (44 de ellos hombres con una edad media de 61 años), que recibieron 84 stent modelo Igaki-Tamai entre septiembre de 1998 y abril de 2000. Los dispositivos no estaban recubiertos con fármacos.

Después de diez años, el equipo de Kosuga comprobó que la tasa de supervivencia fue del 98 por ciento en lo que se refiere a mortalidad cardiaca y del 87 por ciento de mortalidad por otras causas. El 50 por ciento de los pacientes no presentó ninguna complicación cardiaca importante y la tasa de complicaciones fue similar a la que se suele registrar con los stent de metal.

Según los datos de trabajo, se pensaba que los dispositivos tardarían unos seis meses en degradarse, pero se ha comprobado que no se absorbe por completo hasta que no transcurran unos tres años.

"Necesitamos estudios a largo plazo para disponer de datos que clarifiquen la seguridad del stent. Nuestros hallazgos allanan el camino para que las endoprótesis biodegradables entren en el mundo real de la cardiología intervencionista", ha apuntado Kosuga, lo que puede suponer un avance importante en la nueva generación de dispositivos coronarios.

Fuente: Diario Médico

Leído 911 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Miembro de FEDER

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)