Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Fumar en el embarazo aumenta el riesgo de malformación cardíaca

Corazón al día

Nota

Según un estudio, las mujeres que fuman durante el primer trimestre del periodo de embarazo corren el riesgo de que el bebé padezca problemas cardíacos congénitos.



Fumar en el embarazo aumenta el riesgo de malformación cardíaca
Adolfo Correa, médico de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC), aconseja dejar de fumar en el caso de embarazo para evitar posibles riesgos de enfermedades congénitas en el niño. Y es que las mujeres fumadoras tienen más probabilidad, que las no fumadoras, de que su hijo sufra obstrucciones en el flujo sanguíneo entre el corazón y los pulmones y además son más propensas a que el bebé desarrolle perforaciones en las cámaras superiores del corazón.

Fumar en el segundo y el tercer trimestre del embarazo también es peligroso para el bebé, pero el estudio llevado a cabo por Correa y su equipo trató el primer trimestre porque es cuando se desarrolla la mayoría de los órganos y el feto es "más susceptible a los efectos del ambiente".

El equipo revisó información de las madres de 2.525 bebés con esos trastornos y de 3.435 bebés sin esos defectos. Se concentraron en dos tipos de malformaciones cardíacas asociadas con el tabaquismo en el embarazo: las obstrucciones del flujo sanguíneo entre el lado derecho del corazón y los pulmones y las perforaciones en la unión de las aurículas cardíacas.

Según los resultados, las mujeres que fumaban durante el primer trimestre eran un 36 por ciento más propensas a tener un bebé con ese tipo de perforaciones y tenían un 32 por ciento más de probabilidades de dar a luz a un hijo con obstrucción del suministro de sangre a los pulmones.

Los problemas cardíacos, explicó Adolfo Correa, no son el único riesgo del tabaquismo en el embarazo: también aumenta la posibilidad de tener un bebé prematuro, con muy bajo peso al nacer, con labio leporino o con paladar hendido.

En un comunicado, señaló que éste y otros estudios sugieren que si las mujeres dejan de fumar antes o al comienzo del embarazo, podrían evitarse cada año unos 100 casos de obstrucciones cardíacas congénitas y 700 casos de perforaciones en las cámaras superiores del corazón en Estados Unidos.


Noticia completa aquí.

Leído 1019 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Miembro de FEDER

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)