Inicio Facebook Twitter
¡ATENCIÓN! Esta página no es un consultorio médico. Los contenidos sobre cuestiones médicas aquí expuestos están documentados a partir de otras fuentes cuya exactitud o veracidad no podemos garantizar. Si quiere resolver alguna duda de carácter médico, le recomendamos que contacte directamente con un profesional de la salud cualificado.

Nueva técnica de circulación extracorpórea en cirugía cardiaca en congénitas de la aorta

Corazón al día

Nota

Esta nueva técnica permite ofrecer una perfusión cerebral y cardiaca adecuadas y, al mismo tiempo, evitar la hipotermia profunda y el paro cardiaco que exige la técnica clásica, con las ventajas que ello conlleva.



Nueva técnica de circulación extracorpórea en cirugía cardiaca en congénitas de la aorta
Un equipo de perfusionistas del Hospital Regional Carlos Haya de Málaga ha recibido el premio a la mejor comunicación presentada en el 'XVII Congreso Nacional de la Asociación Española de Perfusionistas', celebrado recientemente en Sevilla, por un trabajo que describe una nueva técnica de circulación extracorpórea empleada en la cirugía cardiaca.

Esta modificación de la técnica habitual de perfusión utilizada en cirugía cardiaca no supone, además, ningún cambio de las técnicas quirúrgica y anestésica, ni la utilización de materiales diferentes para la circulación extracorpórea que los utilizados en la técnica clásica, según ha informado este miércoles el hospital malagueño.

En concreto, dicho sistema se ha utilizado en ocho niños con edades comprendidas entre cinco días y 15 meses, con un peso corporal que oscilaba entre los 2,7 y nueve kilogramos, que presentaban una patología cardiaca congénita del arco de la aorta, y que fueron operados en el Hospital Materno Infantil de Málaga.

En la cirugía de arco aórtico, la técnica clásica de perfusión en circulación extracorpórea se realiza con hipotermia profunda del paciente (a 18º C) y con paro cardiaco. La modificación permite la hipotermia menos severa (a 26 - 28º C) sin necesidad de parar el corazón y manteniendo una perfusión cerebral selectiva.

En los casos de anomalías congénitas complejas, donde además de una malformación de la aorta, existe otra anomalía en las cavidades cardíacas (hecho frecuente en estas patologías congénitas) en los que sí es necesario parar el corazón, esta técnica permite acortar los tiempos de parada cardiaca en 30 ó 40 minutos, con lo que la cirugía supone menos tiempo de isquemia cardiaca, menos tiempo de circulación extracorpórea y menos tiempo de bomba.

Otra de las ventajas es que, ante cualquier situación de sufrimiento cardiaco de urgencia, es fácilmente convertible en la técnica clásica, situación que no se ha dado en los nueve niños intervenidos con esta técnica.

Fuente: malagahoy.es

Leído 2311 veces





Nuevo comentario:

(*) Los campos marcados con asterisco son obligatorios.








L M M J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31


Suscripción al Boletín
E-mail:








Visitas

PageRank


Miembro de FEDER

Creative Commons License    Producido por: Splendor Comunicación (Euromedia Grupo)