Carta a la espera de un corazón para sus hijos

Carta a la espera de un corazón para sus hijos

La carta

Córdoba, 16 de Marzo de 2018

Desde la UCI-P del Hospital Reina Sofía los padres de niños con patologías cardíacas y trasplantados de corazón, queremos hacer llegar este escrito para que se conozcan las necesidades y dificultades que día a día tenemos.

Podríamos decir muchas cosas, pero lo primero y lo más importante son nuestros pequeños que están dentro de la UCI-P.

Muchos de nosotros, bueno, TODOS, hemos sido trasladados desde distintos puntos de Andalucía: Granada, Málaga, Jaén, Sevilla, lo primero que nos encontramos es el problema del alojamiento, pues ninguno hemos sido acogidos en algún “piso de acogida” de alguna asociación “del corazón” (como podríamos llamarla). Cuando preguntamos a las trabajadoras sociales del Hospital nos dicen que es muy DIFÍCIL que encontremos un lugar donde poder descansar que si existe un piso pero que es de trasplantados hepáticos pero que si viene algún afectado con esta patología debemos ceder nuestra habitación a esa familia.

Otros hemos podido quedarnos en pisos de alguna persona solidaria, pero la gran mayoría pasan las 24h en la sala de espera para familiares de la UCI-P, donde encontramos un nuevo problema: solo hay 12 sillones ¿Y cuál es el problema entonces? Que si hay 12 camas para 12 niños por un papá y una mamá…faltan 12 sillones más!!

Por eso, hacemos un llamamiento para que la gente colabore, piense, como ahora pensamos nosotros que esto puede pasarle a cualquier persona o niño y le gustaría estar en las mejores condiciones posible, sobre todo de descanso pues esto nos hace estar fuertes física y mentalmente para acompañar a nuestros enfermos.

Tampoco tenemos ninguna ayuda para mantener el gasto en comidas. Suponiendo esto un gasto extra en nuestra economía muy grande, pues casi todos no sabemos el tiempo que vamos a estar aquí.

Solo cuando te ves en una situación como esta, es cuando ves las necesidades que los familiares sufren estas largas horas de espera y “desesperación”.

Por eso es muy importante que haya gente que colabore y empiecen a colaborar en estas asociaciones que nos pueden hacer la vida más fácil en estos momentos tan duros.

Desde la UCI-P, los padres de  Alessandra, Sheila, Angelo y Marian.

Regulación jurídica del problema que plantean

Jurídicamente está resuelto, tanto la Constitución como la Ley General de Sanidad o la Ley de Cohesión y Calidad pregonan ha de garantizarse la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad así como que el acceso y las prestaciones sanitarias se realizarán en condiciones de igualdad efectiva en todo el territorio nacional.

En base a ello se ha establecido una cartera de servicios de prestaciones sanitarias  (RD 1030/2006) y ordenado se atiendan a “problemas o situaciones sociales o asistenciales no sanitarias que concurran en las situaciones de enfermedad o pérdida de la salud” (Disposición adicional cuarta del R.D. 63/1995), motivo por el que la gran mayoría de las CCAA españolas han regulado a nivel autonómico las ayudas por gastos de desplazamiento, alojamiento y manutención para los usuarios desplazados (y en su caso acompañantes) de sus respectivos servicios sanitarios autonómicos.  Unas tan solo las conceden cuando tales desplazamientos se efectúan fuera de su Comunidad, otras, lógicamente las de mayor extensión territorial, también conceden ayudas para desplazamientos fuera de su área sanitaria y provincia de residencia.

Desgraciadamente en Andalucía, a diferencia de lo que ocurre en las distintas CCAA (se adjunta documento acreditativo con las distintas normas aludidas), no se encuentra regulada la atención sociosanitaria, no se proporciona a los andaluces desplazados a  hospitales de referencia ayuda alguna que mejore la accesibilidad a la asistencia sanitaria.

0001 Normativa y enlaces de las distintas CCAA actualizado a marzo de 2018

Conclusiones

En Andalucía son habituales situaciones como las que nos describen en su carta este grupo de padres que han de estar hospitalizados, durante bastante tiempo y en lugares distantes a su lugar de residencia, mientras esperan un corazón para sus hijos.

¿Cómo pueden carecer en tales circunstancias de algo tan elemental como un lugar donde asearse y descansar, así como alguna ayuda para alimentarse? ¿No creen ustedes que nuestros ínclitos gobernantes deberían dar solución a situaciones como las descritas por estos padres?

Mucha propaganda sobre las excelencias de nuestro sistema público de salud pero, mientras tanto, muchas familias andaluzas, durante el tiempo que se dispensa asistencia sanitaria a sus hijos, en los hospitales de referencia asignados para ello, situados en provincias muy distantes y distintas a la de su lugar de residencia, mal viven en condiciones tercermundistas.

 

 

2018-03-28T19:37:26+00:0028 marzo 2018|Tags: |0 Comentarios

Deje un Comentario