Carta de una madre tras trasplante de corazón de su bebé.

Carta de una madre tras trasplante de corazón de su bebé.

Mi gran sueño….vosotras, cogidas de la mano en este reto de la vida.

Un día sin darnos cuenta, nos toca subir una inmensa montaña. La más dura e intensa que podíamos imaginar, con toda clase de obstáculos.

Montañas que familias no pueden escalar, otras a las que su subida le dura una eternidad.

A la cabeza de esta subida estabas Tú, nuestra pequeña guerrera empujándonos tu hermana, con ese coraje y fuerza que apenas ha disfrutado de tu primer año de vida; nuestra gran familia de todos los lugares detrás dándonos aire para seguir respirando uno de mis pilares, que no quiso dar más pasos con nosotros.

Sentimientos a flor de piel, emociones incontrolables sin saber cuál iba a ser el momento fina, de repente y sin esperarlo, nos vimos en la dima, donde un ángel te esperaba con el mejor regalo que jamás podría dar, su corazón.

Vimos la tristeza, la ilusión, el miedo, la  esperanza en un mismo sentimiento.

Sentimiento que me acompañará siempre,  toda mi vida, pero desaparece cuando ellas me  dicen

MAMÁ

 

 

 

2018-06-18T08:09:15+00:00 24 mayo 2018|Tags: |0 Comentarios

Deje un Comentario