La investigación, publicada en la revista americana ‘Chest’, propone este método de oxigenación para la prevención de complicaciones pulmonares que pueden surgir después de una operación cardíaca, reduciendo de esta forma las rehospitalizaciones en la unidad de terapia intensiva (UTI).

El equipo del doctor Alexander Zarbock, de la Universidad de Muenster, en Alemania, realizó una investigación con 500 pacientes, aplicando el nCPAP y obteniendo en todos los casos resultados positivos.

Los autores afirman que la terapia es además "bien tolerada, sencilla y económica", por lo que resulta idónea como tratamiento.

Noticia completa en Buena Salud >
Noticia completa en Chest >