Corazón y Vida ha renovado el convenio con el HU Virgen del Rocío de Sevilla y HU Reina Sofía de Córdoba que le permite tener activo el programa de voluntariado en estos centros sanitarios con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas con cardiopatía congénita y sus familiares, amortiguando el impacto emocional que surge con el diagnóstico de esta afección.

Reforzar el apoyo y acompañamiento a las familias de menores afectados por cardiopatías congénitas durante su atención médico-quirúrgica en los Hospitales de Córdoba y Sevilla. Ese es el objetivo prioritario de los convenios de colaboración suscritos por la Asociación Corazón y Vida con el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla y el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, centros de referencia en el tratamiento de cardiopatías congénitas en Andalucía.

Con una periodicidad anual, el acuerdo de Sevilla ha sido suscrito con el director gerente del HUVR, Manuel Molina Muñoz; por su parte, en el HURS de Córdoba, el convenio, que desde esta edición amplía su duración a 4 años, ha sido firmado por la directora gerente del centro, Valle García Sánchez. 

La firma de estos convenios permite a Corazón y Vida retomar esta actividad tan necesaria por la que voluntarios de la organización acompañan a los enfermos y familias durante las hospitalizaciones, y que ante la situación sanitaria había quedado suspendida, limitando el acceso a los centros hospitalarios.

Tal y como destaca Helena Sameño, presidenta de la Asociación, “las circunstancias sanitarias derivadas de la COVID-19 han afectado a nuestra labor de atención presencial, pues hemos estado mucho tiempo sin poder acceder a buscar y asesorar a los padres y madres con hijos o hijas hospitalizados. Esta atención emocional en estos momentos tan críticos es muy importante para los progenitores”.

programa de voluntariado corazon y vida

Programas de actuación de Corazón y Vida

Junto al voluntariado presencial, la Asociación Corazón y Vida cuenta con dos programas de actuación complementarios. Uno de ellos, desarrollado en exclusiva en la provincia de Córdoba es el programa de “Primer Impacto”, por el que la psicóloga especialista de la Asociación presta asistencia directa a pacientes y familiares que así lo demandan en el mismo hospital.

“Durante el tiempo que no hemos podido acceder a los hospitales, esta labor de atención ha sido más complicada, dado que han tenido que asistir a las familias por teléfono, correo electrónico o de forma presencial fuera de los centros sanitarios. En total, hemos realizado 806 intervenciones durante 2021”, indica Myriam Andrada, directora de la entidad.

Igualmente, Corazón y Vida gestiona el “Programa de Alojamiento”, con dos pisos-residencia próximos a los dos centros hospitalarios, para que los familiares puedan ocuparlos durante las hospitalizaciones de los menores, que en el caso de Córdoba son más prolongados al ser el único centro andaluz que realiza trasplantes de corazón pediátricos. En 2021, los pisos de la Asociación han acogido a 42 familias procedentes de Andalucía y otros puntos fuera de nuestra región, con una estancia media de 20 días.