Según publica un estudio en Nature Nanotechnology, el equipo de Charles Lieber, de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, ha desarrollado una estructura electronica en escala nanométrica que puede ser celularizada con miocardiocitos para producir un parche biónico. Señala Lieber "en lugar de simplemente implantar un parche de ingeniería construido en un andamio pasivo" el trabajo sugiere que en un futuro "será posible implantar quirúrgicamente un parche inervado que pueda controlar y ajustar su rendimiento"

Además, una vez implantado, el parche biónico podría actuar de manera similar a un marcapasos mejorado ya que, además de controlar las arritmias más rápidamente, sería capaz de modificar la frecuencia y dirección de la propagación de la señal.

El parche biónico también podría encontrar utilidad para la monitorización cardíaca durante la administración de medicamentos, análisis de la eficacia de nuevos fármacos en fase de desarrollo, estudio del comportamiento de los tejidos en algunos procesos evolutivos…

El parche cardíaco biónico aún no se ha implantado en animales, señala Lieber "Estamos interesados en la identificación de colaboradores que investigan ya la implantación de parche cardíaco para tratar el infarto de miocardio en un modelo de roedor"

Fuentes:
Artículo publicado on line el 27 de Junio de 2016 por Nature Nanotechnology
Harvardgazette: "The bionic cardiac patch"