Conforme señala Jaime García, coordinador del proyecto, “La idea es que con este dispositivo se puedan hacer análisis pero de forma rápida y cuando una persona llegue a urgencias con un caso agudo se puedan medir los marcadores adecuados para confirmar o descartar si está en riesgo de sufrir un problema cardiaco grave“.

Acerca de su precio, indicó que el objetivo es que el coste de producción de los chips integrantes del sensor fotónico y los sistemas para concentrar/purificar sea inferior a tres euros, y por debajo de los 3 000 euros el dispositivo de lectura por lo que “Este dispositivo de análisis ayudará significativamente a implementar programas de cribado masivo, con el consiguiente impacto en la gestión sanitaria y en la reducción del coste de los tratamientos“, resaltó.

Fuentes:
ABC.es
antena3.com