Según el portal de salud de la Junta de Andalucía, el complejo sanitario agradece la generosidad a la familia del donante, que ha salvado varias vidas al permitir que los órganos del difunto fueran trasplantados a otros enfermos.

Los cirujanos cardiovasculares que llevaron a cabo la intervención quirúrgica, Jaime Casares y Carlos Merino, explicaron que las 24 horas posteriores al trasplante fueron decisivas y complicadas, pero que pronto salió de la UCI y pasó a planta, ya que su recuperación está siendo muy satisfactoria.

Noticia completa en Consejería de Salud de la Junta de Andalucía>