Un equipo de cardiólogos del Hospital Germans Trias ha implantado con éxito un dispositivo de monitorización remota del corazón. Este sensor permite que los cardiólogos puedan hacer un seguimiento diario a distancia de la actividad del corazón de los pacientes con insuficiencia cardíaca y, a través de la información telemétrica, detectar a tiempo real los cambios en la presión del flujo sanguíneo en la arteria pulmonar que indican un empeoramiento de la función del corazón.

«La mayoría de las hospitalizaciones de pacientes con insuficiencia cardíaca ocurren como resultado de la retención de líquido en el cuerpo que causa un incremento de la presión de la arteria pulmonar. Este hecho permanece latente hasta que es demasiado tarde para tratarlo y el paciente acaba necesitando ser ingresado. Ahora seremos capaces de monitorizar la presión de la arteria pulmonar de manera diaria y esto, sin duda, reducirá los ingresos hospitalarios, mejorando la calidad de vida de los pacientes y aliviando la carga de trabajo hospitalaria como resultado . Realmente, es un cambio total de la práctica clínica «,  señala Antoni Bayés, director clínico de Cardiología de este hospital.

Una experiencia pionera en España

El paciente, un hombre de 63 años, fue seleccionado después de que en el último año hubiera tenido que ingresar hasta tres veces en el Hospital por culpa de unas descompensaciones que se podrían haber evitado reajustando el medicamento a tiempo. «Los pacientes que reciben este implante pueden enviar sus lecturas diarias a través de internet desde sus domicilios, por lo que podemos monitorizar y ajustar sus medicaciones de manera inmediata. Es una tecnología revolucionaria e innovadora», explica el Dr. Bayés.

El dispositivo CardioMEMS es un sensor diminuto sin batería que se implanta en la arteria pulmonar desde la ingle, recibe la energía de manera externa y no requiere reemplazos en ningún momento. En su domicilio, los pacientes con insuficiencia cardíaca utilizan una unidad electrónica portátil y una almohada especial que contiene una antena para tomar lecturas diarias del sensor. El proceso de lectura es simple y toma sólo unos minutos.

Fuente: Hospital Germans Trias