El fabricante textil japonés Toyobo ha desarrollado un material que aplicado en la parte interna de la ropa puede medir ritmos biológicos como la frecuencia cardíaca, la respiratoria y la sudoración.

El denominado "cocomi" es un material macilento altamente conductivo que se coloca entre capas de resina a modo de circuito, según explica la compañía en un comunicado, quién planea utilizar el material en prendas de deporte gracias a sus altas propiedades elásticas y a lo fino que es (unos 0,3 milímetros de grosor).

Lograr esta elasticidad fue un "reto" ya que los materiales conductores convencionales no son elásticos y carecen de precisión dada su incapacidad de "seguir adecuadamente el movimiento del cuerpo". El material también podría encontrar usos en campos como la medicina.

"Es posible conocer el estado fisiológico y psicológico de una persona a través datos recogidos por el dispositivo conociendo, por ejemplo, el grado de relajación o somnolencia de un individuo", explicó el fabricante.