El apoyo psicológico en cardiopatías congénitas es necesario, sobre todo, cuando hay que enfrentarse a una situación complicada. Cuando se detecta la cardiopatía, ya sea durante el embarazo, en el recién nacido o en la etapa infantil, adolescente o adulta, el diagnóstico no sólo afecta a la persona que sufre la afección, sino que influye también en su familia y en el entorno de amigos, escuela o trabajo.

Cuando una pareja va a tener un bebé, desea y espera que todo salga bien y nazca sano. Recibir, durante el embarazo, la noticia de que su hijo o hija tiene una cardiopatía congénita supone un impacto emocional muy fuerte porque cambian las perspectivas de futuro que tenían. “La familia tiene que atravesar un duelo, por decirlo así, por la pérdida de estas expectativas, sobreponerse y crear otras nuevas”, explica Lucía Gascón, psicóloga en la Asociación Corazón y Vida.

La incertidumbre y el miedo surgen también cuando el diagnóstico de una cardiopatía congénita llega más tarde y durante las diferentes fases del tratamiento, como son los periodos de hospitalización o las intervenciones quirúrgicas.

Se trata de circunstancias que afectan tanto a las personas con cardiopatía congénita como sus familias, de ahí que necesiten seguir unas pautas que les ayuden a afrontar esta estresante experiencia de vida. El apoyo psicológico se convierte en un pilar esencial para que puedan contar con estrategias e instrumentos que les permitan aliviar el miedo y la incertidumbre.

“Ante una situación que genera un gran estrés, como puede ser el diagnóstico y tratamiento de una cardiopatía congénita, nuestros recursos personales para hacer frente a la situación pueden no ser suficientes, haciéndonos sentir desbordados. En este punto e incluso antes de llegar a él, es cuando el apoyo psicológico se hace fundamental, así como mantener este apoyo en el tiempo, durante la hospitalización y más allá de ella, siempre que sea necesario”, subraya Lucía.

El apoyo psicológico es clave para las personas con cardiopatía congénita

Servicio de apoyo psicológico de la Asociación Corazón y Vida

Dentro de los servicios que ofrece la Asociación Corazón y Vida, destaca la atención psicológica que abarca muchos aspectos vinculados con la afección y que va más allá del contexto hospitalario.

“Ofrecemos intervención psicológica en los primeros momentos tras el diagnóstico, apoyo psicológico y acompañamiento a lo largo de la hospitalización, intervención psicológica en situaciones de crisis, intervención en los primeros momentos tras el dueloasesoramiento a madres y padres sobre pautas educativas con su hijo o hija con cardiopatía, desarrollo de estrategias para lidiar con distintas cuestiones que van surgiendo a lo largo de todo el proceso, también sobre cómo hablar con su hijo o hija acerca de la enfermedad o las intervenciones quirúrgicas o cómo afrontar la situación con los hermanos o hermanas”, explica nuestra psicóloga.

Este servicio de asistencia psicológica no solo se trata de amortiguar el impacto psicológico de la cardiopatía, sino que también prever que puedan darse situaciones agravadas como reacciones poco adaptativas, síntomas depresivos o problemas de relación de pareja, entre otras.

“El acompañamiento durante la hospitalización nos permite hacer un seguimiento estrecho de la situación en la que se encuentra la familia en cada momento, ofreciendo el apoyo y los recursos necesarios adecuados a sus circunstancias”, recuerda Lucía.

atencion psicologica para personas con cardiopatia congenita

Hay momentos clave para el apoyo psicológico en cardiopatías congénitas

En determinadas fases del proceso, el apoyo psicológico es clave y tiene el objetivo de hacer más llevadera cada situación. ¿En qué momentos la persona con cardiopatía congénita o su familia deben sentirse más arropadas y recibir esa atención psicológica?

  • Cuando se diagnostica la cardiopatía congénita, la atención psicológica es fundamental para superar el shock inicial y movilizar los recursos personales que se necesitan para afrontar la nueva situación.
  • Si las hospitalizaciones están programadas, cuando el niño o la niña ya tiene cierta edad, es necesario que los padres hablen con ellos y los preparen para afrontar la cirugía y la temporada que tienen que pasar en el hospital.
  • En la intervención quirúrgica, que suelen ser horas de mucha tensión emocional, la familia necesitará de este apoyo profesional, al igual que durante el tiempo que su hijo o hija esté en la Unidad de Cuidados Intensivos, puesto que es una situación que genera bastante estrés para las madres y padres.
  • El paso a planta es también importante porque los padres pueden sentirse inseguros y experimentar cierta ansiedad porque su hijo o hija ya no requiere los cuidados constantes de los profesionales, como en la UCI.
  • Otro momento en el que las familias necesitan el apoyo psicológico es en el duelo, si desafortunadamente el niño o la niña fallecen.

Estos son algunos ejemplos de situaciones ‘críticas’ en la que es recomendable recurrir a la ayuda profesional de un psicólogo o psicóloga, pero la atención psicológica no tiene por qué ceñirse a estos momentos, sino que conforme la personas van creciendo surgen otras necesidades para estas personas. Por ejemplo, cuando los menores se hacen adultos, también necesitan apoyo para concienciarse de su afección y tomar las riendas de sus cuidados.

En la Asociación Corazón y Vida brindamos apoyo psicológico a personas con cardiopatías congénitas y sus familias con el objetivo de mejorar su calidad de vida y amortiguar el impacto que tiene las vivencias relacionadas con la cardiopatía y sus efectos en otros ámbitos de sus vidas.

Llevamos trabajando desde 1983 en la atención de personas con cardiopatías congénitas en Andalucía.  Si necesitas información, asesoramiento o ayuda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.